Los cribados dejan 14 positivos en once municipios de Ávila
FOTO: ICAL

Los cribados dejan 14 positivos en once municipios de Ávila

|

Los cribados masivos que se realizan en zonas de salud con alta incidencia de COVID-19, trayectoria ascendente de casos y difícil seguimiento llegaron a la zona de Madrigal de las Altas Torres con pruebas que se abrieron a 2.400 tarjetas sanitarias de once municipios. El resultado fue que se sacaron a la luz 14 positivos de 1.094 participantes, con más de un 45 por ciento de participación, una cifra alta y con 1,3 por ciento de positivos entre las pruebas hechas.


Este mismo jueves, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, explicó que el objetivo de este tipo de cribados no es tanto la cifra de positivos que se consigue sino detectar casos entre asintomáticos, de forma que se puedan aislar y así romper la cadena de contagio.


Este reto es el que se persiguió precisamente en el caso de la zona de Madrigal, donde se organizaron las pruebas en el antiguo hospital. La alcaldesa de la localidad, Ana Isabel Zurdo, destacó la gran asistencia que se consiguió en esta convocatoria y el trabajo que se ha realizado para conseguir que fuera posible desde que contactaron con ella desde la Junta de Castilla y León. Reconoció que en este caso no se trata tanto de los datos de la propia localidad como "el tema de Horcajo de las Torres", donde es cierto que ya se vio hace unos días el llamamiento del alcalde para que se hiciera el cribado al ir sumando casos.


Sí se ha realizado este cribado en la cabecera de la zona de salud, Madrigal, pero abierto también a Barromán, Bercial de Zapardiel, Blasconuño de Matacabras, Castellanos de Zapardiel, Horcajo de las Torres, Mamblas, Moraleja de Matacabras, Rasueros, San Cristóbal de Trabancos y San Esteban de Zapardiel.


El delegado de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández, agradeció el "acto de responsabilidad individual y generosidad" de todos los vecinos que acudieron a realizar las pruebas con antígenos de segunda generación que permiten descubrir positivos asintomáticos y romper la cadena de transmisión del virus, teniendo en cuenta que cada positivo que puede afectar a dos, tres o cuatro personas, dijo.


Quiso hacer además un balance muy positivo de los cribados realizados hasta ahora por el número de personas y por «el esfuerzo de todo el operativo», no solo de los sanitarios, sino Protección Civil, cuerpos y fuerzas de seguridad o los ayuntamientos.


Como se hace habitualmente, en la cita de Madrigal se invitó a participar a los mayores de doce años, personas que sospechen un posible contacto con un positivo confirmado en los días previos, asintomáticos y población en general, quedando excluidas las personas que hubieran pasado la infección por covid-19 en los últimos 3 meses.


Con el DNI y la tarjeta sanitaria se pudo acudir al antiguo hospital de Madrigal, un espacio, recordó la alcaldesa, "muy diáfano, con mucha ventilación, muy adecuado" por características como estar cercano al núcleo urbano y tener accesos para salida y entrada, además de espacios para el descanso de los profesionales.


Sobre la asistencia, Zurdo destacó la buena temperatura, lo que era de agradecer puesto que las colas son en el exterior y también se refirió a las dificultades al tener una población envejecida aunque confiaba en que acudieran los asintomáticos, puesto que era lo que se estaba buscando.