El alcalde de Tordesillas reclama una candidatura de consenso a Conrado Íscar para no disputarle la Presidencia del PP de Valladolid
Miguel Ángel Oliveira

El alcalde de Tordesillas reclama una candidatura de consenso a Conrado Íscar para no disputarle la Presidencia del PP de Valladolid

Miguel Ángel Oliveira explica que tiene pendiente hablar con el presidente de la Diputación y no descarta por completo presentarse para unir el partido
|

El alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, reclamó hoy al presidente de la Diputación y candidato a presidir el PP en la provincia, Conrado Íscar, una lista de consenso, que integre a los diferentes grupos y recupere la unidad, porque de lo contrario aseguró que se presentará como aspirante en el décimo quinto congreso provincial, previsto para el 6 de marzo, en el que se renovará la Presidencia de Jesús Julio Carnero.

Así lo anunció el regidor ‘popular’ en una comparecencia telemática para aclarar su posición en la carrera por la Presidencia del PP de Valladolid. Insistió en que si hay consenso y unidad se sumará a la candidatura de Conrado Íscar, incluso aunque él no forme parte de ella.


En ese sentido, Miguel Ángel Oliveira señaló que tiene pendiente este miércoles una conversación con Conrado Íscar en la que le exigirá que impulse una candidatura de consenso para tomar el relevo del actual presidente provincial, Jesús Julio Carnero, consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural. Insistió en la necesidad de unir el partido para volver a ganar las elecciones.


Por ello, el alcalde de Tordesillas sostuvo que él y la Junta Local de Tordesillas apoyará la candidatura de Conrado Íscar si existe “participación” de todos los grupos, de lo contrario señaló que apostará por una candidatura de consenso, liderada por él u otras personas. “Yo soy indiferente”, afirmó y añadió que hay muchas personas válidas en el PP de Valladolid, tanto con responsabilidades en Madrid como en los pueblos.


De esta forma, Miguel Ángel Oliveira aseguró que el diputado José Ángel Alonso, alcalde de Villalón de Campos, sería un “magnífico” secretario provincial, pero también otras personas. Además, indicó que no habla con este dirigente sobre el próximo congreso, ni tampoco con Borja García Carvajal, edil en Valladolid y gerente del PP de Castilla y León.


El alcalde de Tordesillas insistió ante las informaciones periodísticas que él es un “hombre de partido” y “de consenso”, por lo que reiteró que si Conrado Íscar presenta una candidatura de consenso “no habría el más mínimo problema”. Así, demandó la necesidad de unir el partido, porque aseguró que tras el último congreso se generaron “divisiones” y “heridas” que no a su juicio no se han cerrado.


También Miguel Ángel Oliveira atribuyó a una “mala interpretación” que cuente con el apoyo de la Dirección nacional del PP, es decir, con el respaldo de Génova para disputarle la Presidencia del partido a Conrado Íscar. Insistió en que no cuenta con el beneplácito de ellos, incluido el secretario general del PP, Teodoro García Ejea, y que tampoco se lo ha pedido.


“Es rotundamente falso que se haya hablado con estas personas”, apostilló el alcalde de Tordesillas que reconoció un encuentro en julio con García Egea y Conrado Íscar en la localidad, aprovechando que el dirigente ‘popular’ se encontraba de paso en el municipio. Entonces, recordó, solo le agradeció la tarea realizada en el ayuntamiento.


No obstante, Miguel Ángel Oliveira admitió que a finales de verano, ante la celebración en otoño del congreso provincial, que se pospuso aunque estaba previsto para septiembre y octubre, tuvo la intención de presentarse para “cambiar” y “unir” para “bien” el partido, con el objetivo de que volviera a ganar en la provincia.


Además, el regidor negó que hubiera criticado a la exconsejera y presidenta del Grupo Municipal del PP de Valladolid, Pilar del Olmo, quien consideró que hace un “trabajo magnífico”, que nunca ha puesto en duda, por lo que consideró le corresponde a ella y al partido decidir se vuelve a presentarse en las próximas elecciones locales.


Finalmente, Oliveira afirmó que su relación con Jesús Julio Carnero “no es buena”, pero tampoco “mala”, más bien “poco existente”. Aseguró que en la anterior legislatura se sintió “engañado y traicionado” y frente a los “muchos parabienes” que está recibiendo como presidente provincial, indicó que algunos no están contentos con la gestión realizada, porque reiteró que si el PP está desunido pierde fuerzas y la gente se va a Vox.