Podemos solicita a Sanidad una inspección urgente tras el brote registrado en una residencia de mayores de Toreno
Residencia Las Candelas de Toreno

Podemos solicita a Sanidad una inspección urgente tras el brote registrado en una residencia de mayores de Toreno

La formación ‘morada’ critica la “evidente falta de medios humanos” en este centro de titularidad municipal
|

El grupo municipal de Podemos en la localidad berciana de Toreno solicitó a la Consejería de Sanidad que lleve a cabo una inspección urgente en la residencia de mayores Las Candelas, tras el brote de COVID-19 aparecido en estas dependencias de titularidad municipal. La formación ‘morada’ criticó la “evidente falta de medios humanos” en las instalaciones y reprochó a los responsables municipales la “irresponsabilidad de llevar casi dos años con un contrato ya extinguido”.


En la misma línea, Podemos lamentó la “ausencia total de supervisión municipal de la empresa concesionaria”, que habría manifestado por escrito al Ayuntamiento su voluntad de abandonar la residencia, además de pedir una compensación por seguir prestando servicios más allá del fin del contrato. La formación ‘morada’ mostró su preocupación por este “limbo legal” en que se encuentra la residencia y ya propuso en pleno estudiar la posibilidad de remunicipalizar el servicio.


Por su parte, los familiares de los residentes denunciaron este fin de semana la “pasividad” del Ayuntamiento a la hora de responder a sus demandas. Según un comunicado remitido por la plataforma de afectados por la gestión de las residencias de Castilla y León, en el centro hay seis trabajadores de baja por positivo, cuyas ausencias no se están cubriendo. Entre los residentes, el número de positivos asciende a 13, sin que exista personal suficiente para atender “por separado”, denunciaron.


Además, los internos continúan sin poder salir de la habitación para las comidas y atendidos por un único trabajador en el turno de noche. Ante estos problemas, la plataforma se sumó a la reivindicación de los familiares para que las Consejerías de Familia y de Sanidad abran una investigación e intervengan “antes de que sea demasiado tarde”.