El temporal Filomena pone en jaque a seis especies de pájaros insectívoros en una provincia de Castilla y León
Milanos reales. Fotografía:ICAL

El temporal Filomena pone en jaque a seis especies de pájaros insectívoros en una provincia de Castilla y León

|

El temporal Filomena ha provocado que pájaros insectívoros como los mosquiteros, las caravillas, el buitrón, el verdecillo, la alondra totovia y el avión roquero, que habitan en la ribera del Duero soriano, principalmente, se hayan visto amenazados, ya que no han encontrado, debido a la nieve acumulada y el frío, comida para sobrevivir.


El portavoz del grupo local Seo Bird Life, Juan Luis Hernández, explicó que durante los inviernos de hace 30 años no era fácil observar estas seis especies en el período invernal, pero el aumento de las temperaturas provocado por el cambio climático, ha provocado que no migren y así se pueden observar en las riberas de los ríos y arroyos desde hace unos año.


“Con el temporal Filomena desaparece cualquier posibilidad de que estas especies puedan encontrar insectos. Y, o bien huyeron antes de que nevara, lo que se denomina, fugas o movimientos de tempero o la nieve ha limitado su supervivencia”, argumentó.


Hernández señaló que estas aves, normalmente, migran a zonas cercanas del valle del Ebro y de Madrid, donde las condiciones de vida son más benignas, pero como también se han visto afectadas por el temporal, la posibilidad de que hayan encontrado comida para vivir es baja. 


Hasta la primavera que viene, según el experto, no se podrá cuantificar en qué medida afectó el temporal a estas aves, de las pocas que permanecen en Soria durante el invierno. 


Asimismo, detalló que estas aves habitan normalmente y en la  Comunidad en su zona oriental (Burgos, Segovia y Soria), y agregó que se distinguen porque realizan una migración parcial, es decir, se van de las zonas de mayor altitud de España a otras más bajas, pero no muy lejos.

“Creemos que cada vez se verán más ejemplares si la temperatura aumenta porque sus condiciones de vida serán propicias”, añadió.


Por otro lado, el ornitólogo también indicó que la alondra ricotí- especie protegida, vulnerable y emblemática de la provincia de Soria y que vive en pequeños matorrales abiertos del sur de Soria- es previsible que también haya tenido dificultades durante el temporal Filomena, ya que solo se alimenta de insectos y de artrópodos.


Hernández precisó que "lo más normal" es que el protegido pájaro migrará antes de que nevara, sin embargo, la comunidad científica desconoce dónde se marcha en el período invernal. “En marzo vuelven a su páramo. En inviernos templados algunos ejemplares han permanecido en la zona, pero no hay citas invernales fuera de estas zonas. Es un pájaro que solo se localiza por su canto”, destacó.


Asimismo, relató que hasta que no se diseñe un pequeño GPS para colocárselo la comunidad científica no sabrá dónde migra. En Castilla y León las mayores poblaciones de alondra ricotí están en Soria y hay citas de algunos ejemplares en el sur de Burgos, Segovia y Zamora.