"Por mí, por todos mis compañeros... y por mí primero"

"Por mí, por todos mis compañeros... y por mí primero"

|

En España, la vacunación no es obligatoria. Sin embargo, desde UGTCyL quieren concienciar a la población de Castilla y León de la necesidad de vacunarse para proteger no solo de manera directa a la persona de la enfermedad de la que se vacuna, sino también para proteger al resto de la ciudadanía. 


Si disminuye el número de personas que pueden enfermar y se inmuniza un porcentaje de gente amplio, menor probabilidad habrá de que el resto de personas, en particular las más vulnerables, se expongan a la enfermedad o a altas cargas víricas. 


Cabe recordar que en la primera tanda de vacunación frente al Covid-19, entre un 10% y un 12% del personal empleado en los centros residenciales de Castilla y León ha rechazado recibir la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 según datos de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. 

Campana Covid19



Por eso, la Secretaría de Salud Laboral y Política Social ha iniciado este viernes la campaña de concienciación 'Por mí, por todos mis compañeros…y por mí primero' haciendo alusión a la retahíla habitual de algunos juegos de la infancia en los que la colaboración es imprescindible para ganar el juego. La campaña se llevará a cabo en todos los centros de trabajo de Castilla y León y el objetivo es convencer a la población trabajadora de las ventajas que reporta la vacunación contra el coronavirus no solo individualmente, sino, sobre todo, como colectivo. 


Además, desde UGTCyL recuerdan que la campaña es segura y efectiva y que los efectos secundarios son conocidos y habituales en muchos fármacos. El 75% de los vacunados tendrá algún síntoma leve con la segunda dosis, que puede atenuarse con paracetamol. 


También inciden desde la organización sindical que la vacunación es la única manera de recuperar la “normalidad” antes de que la mascarilla fuera obligatoria y para conseguir que la economía se recupere cuanto antes. 


En la misma línea, la Secretaria de Salud Laboral, Azucena Pérez, recuerda que “la única enfermedad erradicada en el mundo ha sido la viruela, y fue erradicada gracias a la vacunación” y ha incidido en la necesidad de tomar consciencia porque “los sanitarios están exhaustos y no podrán atenderos con esta misma presión indefinidamente”.