Asume dos años de cárcel por el robo de joyas en casa de una vecina y exculpa a su esposa, que ha sido absuelta

Asume dos años de cárcel por el robo de joyas en casa de una vecina y exculpa a su esposa, que ha sido absuelta

|

El Juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid ha condenado a dos años de cárcel a un varón con iniciales L.S.J.R. como autor del robo de joyas perpetrado en 2018 en la vivienda de una vecina y que fueron valoradas por ésta en unos 115.000 euros.



El juicio, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas, estaba previsto para este miércoles, si bien no ha llegado a celebrarse ya que las partes han alcanzado una sentencia de conformidad que la conllevado la condena a dos años de cárcel del citado individuo y la retirada de cargos contra su esposa, S.A.S, que también se hallaba encausada y que, como el primero, se exponía a una posible condena de tres años de privación de libertad por delito de robo con fuerza en las cosas y en casa habitada.


L.S.J.R. se ha comprometido igualmente a indemnizar a la víctima en una cantidad, aún pendiente de concretar, de entre 2.000 y 4.000 euros para compensar aquellas joyas que no fueron recuperadas finalmente por la policía.


El condenado siempre mantuvo que él era el autor del robo, cometido al acceder desde su vivienda a la de la vecina a través de una ventana, y que su esposa desconocía tal circunstancia. De hecho, contó a su pareja que las joyas eran herencia de una abuela, tras lo cual ambos empezaron a venderlas en distintos establecimientos.


La Policía inició las investigaciones a raíz de la coincidencia entre unas joyas que se habían denunciado como sustraídas con otra vendida por la mujer ahora absuelta el día 3 de octubre de 2018 en un establecimiento de Valladolid.


Los investigadores averiguaron posteriormente que la pareja sentimental de S.A.S. había realizado recientemente dos importantes ventas de joyas en otro establecimiento. Por estos tres lotes de alhajas los detenidos obtuvieron una cantidad superior a los 4.000 euros.


Posteriormente, la Policía Nacional comprobó que esta pareja residía en el mismo inmueble que la denunciante, quien reconoció que las joyas eran de su propiedad.


Ante las sospechas de autoría del robo por parte de los dos investigados y el importante número de efectos que quedaban por recuperar, la Policía Nacional solicitó al Juzgado de Instrucción de Guardia que librara mandamiento de entrada y registro sobre el domicilio de los investigados, donde se encontraron parte de las joyas sustraídas, productos de cosmética y perfumería de gran valor, que también fueron robados del domicilio de la víctima.


En el registro hallaron resguardos de dos joyerías en las que los investigados facilitaron nombres falsos y en las que dejaron varias piezas para que les borraran la inscripción que figuraba en ellas, las cuales también fueron recuperadas por los investigadores.