​Suárez-Quiñones destaca los “avances” para dotar a los ayuntamientos de una guía ante el riesgo por inundación
Suárez-Quiñones visita un municipio de León

​Suárez-Quiñones destaca los “avances” para dotar a los ayuntamientos de una guía ante el riesgo por inundación

Aemet y la Junta avisan de posibles episodios de deshielo a partir de mañana tras las intensas nevadas de la semana pasada y las lluvias y la subida de las temperaturas de ésta
|

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, destaca los “avances” logrados el pasado año para dotar a los ayuntamientos de una guía de actuación en zonas de riesgo por inundación, y que recogen medidas e instrucciones sobre sus necesidades, identificando sus puntos débiles para intentar ser corregidos. Así lo explicó en declaraciones Ical y justo en las horas previas de posibles episodios de deshielo a partir de mañana, tal y como han avisado desde la propia Junta y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), acelerada tras las intensas nevadas de la semana pasada y las lluvias y la subida de las temperaturas de ésta.


Suárez-Quiñones señaló que en este tipo de situaciones se busca que los avisos sean “más rápidos”, dado que a diferencia de los incendios, que “se pueden apagar”, o la nieve, que “se puede quitar”, el agua “no se puede parar, sino avisar para evitar daños personales y materiales al máximo posible”.


El deshielo que puede surgir de las montañas en las próximas horas, sumado a las lluvias generalizadas, puede producir aportes que, en ríos no regulados, pueden suponer inundaciones y riesgos. Por ello, sostuvo que siempre es “más seguro si los avisos vienen de lejos”, motivo por el que recordó que existe una comunicación directa con las confederaciones y el centro de emergencias 1-1-2, además de a delegaciones territoriales y alcaldes. En estos casos se pone en marcha el Inuncyl, el plan de la Junta para estos capítulos de inundaciones, así como los municipales, desarrollados ampliamente en 2020.


Sobre la limpieza de los cauces de los ríos, principalmente los nos regulados, y que son fuente de conflicto habitual entre administraciones, el consejero consideró que en los últimos años se ha observado un “cierto cambio en el entendimiento” entre municipios y la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). “Siempre había versiones contradictorias, pero en los dos últimos años se ha avanzado bastante. Ahora es extraño que si un ayuntamiento detecta un puente sucio u obstruido por árboles, esta limpieza no se haga. Este tema está mejor”, subrayó Suárez-Quiñones.


En todo caso, instó a los ayuntamientos que vigilen los puntos críticos de maleza en cauces o estrechamientos de ríos y se pongan en contacto con la CHD cuando los identifiquen.