Unos 7.000 trabajadores de Sacyl reúnen sus firmas para pedir a Sanidad que no imponga las condiciones laborales

Unos 7.000 trabajadores de Sacyl reúnen sus firmas para pedir a Sanidad que no imponga las condiciones laborales

|

Unos 7.000 trabajadores de Sacyl han reunido sus firmar para pedir a la Consejería de Sanidad que se siente a negociar con los representantes sindicales las condiciones laborales y no se lleve a cabo una imposición de medidas "que no hace más que cercenar los derechos laborales", con una mención expresa a la nueva suspensión de las vacaciones y de descansos o la solicitud de voluntarios para realizar cribados y vacunaciones en sus días de descanso, "sin conocer en qué condiciones y que cobertura legal van a tener para realizar esos servicios".


A través de un comunicado conjunto, SATSE, CESM, CCOO y USAE han denunciado un día más la "manipulación" y el "maltrato" de la Consejería de Sanidad hacia sus profesionales y hacia los representantes de los trabajadores por lo que han interpuesto un requerimiento ante la falta de negociación por parte de los representantes de Sacyl.


"Hoy en día la desorganización en la Consejería de Sanidad de Castilla y León es absoluta", aseguran los sindicatos que afirman que cada gerencia está actuando de una manera diferente y, en algunos casos, se está amenazando con eliminar el disfrute en enero de las vacaciones que no se permitió disfrutar a los trabajadores en el año natural.


"Se está organizando la gestión de la vacunación contra el COVID a ritmos diferentes sin dar una información oficial ni haber informado previamente a los representantes de los trabajadores", critican también los sindicatos que insisten en que existen diferentes formas de actuación de los servicios de prevención ante los profesionales que han sido contactos estrechos con un positivo.


A esto añade que se está pidiendo a los trabajadores que se apunten a las bolsas de voluntarios que no han sido negociadas y que tampoco se detallan las condiciones laborales y retributivas de las mismas. "No existe un plan de conciliación para los trabajadores sanitarios, al igual que se habilitó en Función Pública para el resto de funcionarios, para el caso de que sean tutores de un menor en aislamiento por contacto estrecho con un positivo", recriminan también a la Administración sanitaria.


Los sindicatos insisten en que este "despropósito" y "desorganización" está haciendo mella "en unos trabajadores queya están agotados y desesperados, que han finalizado 2020 en ocasiones con 200 o 300 horas de más por encima de su jornada de trabajo, que la Gerencia Regional de nuevo sin negociación, pretende que se les compense, en función de la categoría, a un precio incluso por debajo del salario mínimo interprofesional y que afrontan con temor la presión asistencial que se va a producir en las próximas semanas".


"En Castilla y León se aplican once criterios diferentes en función de la gerencia donde se preste servicios porque desde la Gerencia Regional de Salud, SACYL, no les interesa sentarse a negociar unos criterios unificados y de esta manera posibilitan que cada gerenciaactúe a su antojo", añaden las organizaciones sindicales que constituyen mayoría en la mesa sectorial.


Estas organizaciones han asegurado a los trabajadores que no van a tirar la toalla y que no van a parar de "negociar, reclamar y luchar" por un trato justo hacia los trabajadores sanitarios que, según recuerdan, han "demostrado con creces" su capacidad de trabajo y profesionalidad a lo largo de esta pandemia por lo que "no se merecen el trato que están recibiendo por parte esta Consejería".