Desarticulan un grupo criminal, con cuatro detenidos, y recuperan un tractor robado en la provincia de Soria

Desarticulan un grupo criminal, con cuatro detenidos, y recuperan un tractor robado en la provincia de Soria

|

La Guardia Civil de Soria ha desarticulado un grupo criminal, formado por cuatro personas que han sido detenidas, y han recuperado un tractor robado en la localidad de Aldealafuente, según han informado desde la Subdelegación del Gobierno en Soria.


El grupo criminal sustrajo un tractor agrícola de una nave agrícola de la localidad soriana de Aldealafuente, propiedad de una empresa, valorado en 80.000 euros.


La investigación ha sido desarrollada en el marco de la operación Belmonte llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Soria y se inició el pasado 15 de octubre, fecha en la cual se produjo el hecho delictivo investigado.


Los agentes, una vez que tuvieron conocimiento del robo, iniciaron las labores de investigación con el fin de poder reunir indicios suficientes para determinar la autoría de este hecho.


La Guardia Civil, fruto de las gestiones practicadas, centraron la investigación en torno a un sospechoso, un antiguo trabajador de la empresa que sufrió el robo y con antecedentes policiales por hechos delictivos similares. Esta persona reside en la actualidad en la localidad de Albacete.


Los agentes averiguaron que el tractor sustraído estaba escondido en alguna zona entre las provincias de Cuenca, Teruel y Valencia. La zona en la que estaba escondido el vehículo era montañosa y de difícil acceso, lo cual dificultaba su posible localización.


ESCONDIDO EN UNA LOCALIDAD DE CUENCA
Los agentes tuvieron constancia de que el pasado día 12 de diciembre el tractor iba a ser intercambiado por lo que se desplazaron de madrugada hasta la localidad de Salvacañete, en Cuenca, y lograron impedir que se produjera este intercambio.


La Guardia Civil montó un amplio dispositivo de búsqueda y localización del tractor sustraído, el cual, como bien se preveía, se localizó oculto en una zona rocosa y montañosa de difícil acceso de esta localidad conquense.


Los agentes lograron desarticular un grupo criminal perfectamente estructurado en sus funciones y compuesto por tres varones y una mujer, todos ellos de nacionalidad española, y con edades comprendidas entre los 25 y 40 años a los que se les imputan los delitos de robo con fuerza, pertenencia a grupo criminal, estafa, encubrimiento y receptación.


Las diligencias instruidas por la Unidad responsable de la investigación fueron entregadas y puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Soria.