El uranio, una historia de éxito en el desarrollo científico y tecnológico a través de los ojos de dos salmantinos
Dicyt

El uranio, una historia de éxito en el desarrollo científico y tecnológico a través de los ojos de dos salmantinos

|

Desde los primeros descubrimientos significativos de mineral de uranio en el primer tercio del siglo XX hasta la desaparición de la Junta de Energía Nuclear (JEN) en los años ochenta, el ciclo del uranio concentró en España un gran despliegue científico, tecnológico e industrial, contribuyendo largamente a la modernización del país. Una historia poco conocida y que merece ser puesta en valor, según los autores del libro ‘Historia del uranio en España. De la minería a la fabricación del combustible nuclear, c. 1900-1986’, los profesores de la Universidad de Salamanca (USAL) Esther M. Sánchez y Santiago M. López, miembros de la Unidad de Investigación Consolidada (UIC 209) Historia de la Industria y los Sistemas de Ciencia y Tecnología (HISCYT).


En la segunda mitad del siglo pasado, España desarrolló una importante industria minera, dimensionó la magnitud nuclear de los planes energéticos nacionales y se especializó en la fabricación de elementos combustibles para centrales nucleares con la creación de ENUSA y la fábrica de Juzbado (Salamanca), incorporando a la economía española la tecnología internacional más avanzada.


“Durante todos estos años, se logran avances fundamentales, que no estuvieron exentos de problemas ni de dificultades, pero que en algunos momentos resultaron espectaculares”, explica Esther M. Sánchez, quien detalla que España, muy poco tiempo después que las grandes potencias occidentales, consiguió internalizar prácticamente todo el ciclo del uranio, franqueando las etapas de laboratorio a planta piloto y a planta industrial.


De este modo, el libro, que surge de la colaboración entre el Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología (IECYT) de la USAL y la Sociedad Nuclear Española (SNE), sirve para entender y sobre todo para poner en valor el camino recorrido por España en relación al uranio.


“Es un libro de historia escrito por historiadores, pero con comentarios de muchos científicos. Hemos intentado hacer una obra seria, científica, ecuánime y que cuente, en la medida de las posibilidades, la historia más cercana a la realidad”, agrega Santiago M. López, quien subraya que se aporta “una visión hacia delante, una historia de personas, de investigadores, de científicos, de industriales y también de otras personas que se implicaron desde la administración para que todo saliera adelante”.


Este trabajo se estructura en cuatro grandes capítulos. Tal y como detalla Sánchez, en el primero se recogen algunos conceptos básicos sobre el uranio y el ciclo del combustible nuclear; en el segundo se describen los orígenes de la minería y el tratamiento del uranio en España hasta la creación de la Junta de Investigaciones Atómicas; el tercero se centra en examinar la evolución del uranio en el marco de la Junta de Energía Nuclear, y el cuarto y último se dedica a ENUSA, la compañía nacional del uranio a la que se transfiere la parte industrial, y la lógica empresarial, del ciclo del combustible.


“Se trata de un libro a disposición de la sociedad. Está dirigido no solo a científicos, también a expertos, abogados, industriales y en general a los empresarios del país, para que conozcan esta historia de éxito”, asegura López, quien expone cómo ve el futuro de la industria nuclear en España.


“Está muy claro, no es un futuro de cara a una nueva instalación de plantas nucleares, es un futuro para apoyar a las que ya están, para desarrollar las tecnologías que se necesitan, y para que la industria nuclear sea cada vez más segura, eficaz y produzca cada vez con menos riesgos, sobre todo en lo relacionado con los residuos”, afirma.