La nieve y el hielo provocan complicaciones en el tráfico en estos puntos de Castilla y León
Nieve en León. Foto: ICAL

La nieve y el hielo provocan complicaciones en el tráfico en estos puntos de Castilla y León

|

El temporal de frío y nieve que está dejando la borrasca ‘Filomena’ en la Comunidad colapsó la provincia de Soria desde primera hora de la mañana, obligando al uso de cadenas en toda la red principal, incluidas las A-2, la A-15 y la A-11, y complicando mucho el tráfico en las provincias de Ávila, Segovia y Burgos.


El nivel rojo -cadenas o neumáticos de nieve obligatorios y prohibida la circulación de camiones- también afectó durante buena parte del día a tramos de la A-1 en Burgos y Segovia, a la A-11, a la altura de Fresnillo de las Dueñas (Burgos) y, en momentos puntuales, a la A-6 en tramos de Valladolid y Ávila.


El temporal también obligó a suspender el tráfico ferroviario en toda la Comunidad y canceló todos los vuelos previstos en el aeropuerto de Villanubla (Valladolid). Los aeródromos de Burgos y Salamanca no tuvieron actividad y el único aeropuerto que funcionó con normalidad fue el de León, la única capital de provincia que hoy se libró de la visita de la nieve.


Aunque tímidamente, por la tarde la situación mejoró en la provincia en Ávila. No obstante, la circulación de camiones continuó prohibida en la A-6, entre Adanero y Palacios de Goda, en la N-403, entre El Tiemblo y la capital; en la N-502, en el Puerto del Pico y entre Mengamuñoz y San Martín del Pimpollar y en la N-110, entre Ávila y Piedrahíta, aunque en ningún de estos puntos las cadenas son obligatorias para los turismo.

En Segovia también hubo una lave mejoría, aunque el nivel rojo se mantenía en la A-1, entre Cerezo de Abajo y Honrubia de la Cuesta, en la N-VI, a la altura de San Rafael; en la CL-605, en Codorniz; en la N-603, entre San Rafael y Oteros de Herrero,


En Burgos las cadenas son necesarias en once tramos de la red principal, incluida la A-1, a la altura de Aranda de Duero y de la capital; la A-11, en Fresnillo de las Dueñas; la N-234, entre Sarracín y Hontoria del Pinar; la N-122, entre La Vid y Nava de Roa y en la N-629 en el puerto de los Tornos.


Camiones


En cuanto a los embolsamientos, más de 3.200 camiones fueron retenidos desde la tarde del viernes en la Comunidad, en especial los que tenían como destino Madrid o debían atravesar la comunidad vecina. En este sentido, del delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, aseguró que el objetivo de la medida era evitar que la situación del tráfico en la Comunidad se complicara aún más, después del colapso de sus principales carreteras de circunvalación.


Casi la mitad de los embolsamientos realizaron en la A-1. Solo el aparcamiento especial de Boceguillas (Segovia) se acumularon 750 camiones, a los que se sumaron los vehículos retenidos en Santo Tomé del Puerto (100), Miranda de Ebro, donde se acumularon 600 y Lerma (270). Además, en la AP-1, en Rubena, se retuvieron cerca de 400 vehículos.


Mientras tanto, en la A-6 los embolsamientos se ha produjeron en San Vicente del Palacio (Valladolid), donde se acumularon cerca de 400 camiones, en las localidades abulenses de Arévalo y Adanero, y en la zamorana de Villalpando. Estas medida también se realizó en la A-2, en Arcos de Jalón (Soria); en Segovia, en la AP-6, en Villacastín, y en la AP-61, en la capital; en Ávila, en la N-110; en Salmanca en la A-50 y en Palencia, en la A-62, aunque en este caso la medida afectaba a los transportistas que circulaban en dirección Cantabria.


En todo momento, según destacó Javier Izquierdo, la atención a los camioneros estuvo garantizada, dado a un protocolo de actuación firmado recientemente entre la Delegación del Gobierno y la Junta, que contempla la activación de equipos de Protección Civil para cubrir la necesidades básicas de estos profesionales en el caso de que sea necesario.


Previsiones


La situación mejorará mañana y sólo se esperan nevadas en la Cordillera Cantábrica, en especial en la provincia de Palencia, con espesores de hasta diez centímetros, y en el norte de Burgos. No obstante, la ola de frío no abandonará la Comunidad y los avisos por bajas temperaturas se mantienen en zonas del Sistema Central de Ávila, Segovia y Soria, donde los termómetros bajarán hasta los ocho grados bajo cero.


Las heladas serán generalizadas en toda la Comunidad y el intenso frío estará presente en todas las capitales de provincia. En Burgos y Soria los termómetros no superan en todo el día un grado grado bajo cero, mientras que León, con una máxima de tres grados, será la ciudad más cálida, por delante de Segovia, con dos grados. En Valladolid, Zamora y Palencia el mercurio subirá hasta un grado positivo, mientras que en Ávila y Salamanca la máxima será de cero grados.


Aunque la borrasca ‘Filomena’ se despida mañana de la Comunidad, el frío se mantendrá durante toda la semana en la Comunidad con heladas generalizadas de madrugada.


Accidentes


Aunque el 112 atendió más de 200 llamadas, no se registraron numerosos accidentes. Los más graves fue el que protagonizó un operario de una máquina quitanieves que sufrió un accidente en la A-62, cuando se encontraba trabajando a la altura de Simancas (Valladolid) y que tuvo que ser evacuado a un hospital.

También, en la BU-20 se vieron implicados una quitanieves y un turismo, con el resultado de tres heridos, uno de ellos grave.




Esta es la situación de las carreteras, según la información de la Delegación del Gobierno en Castilla y León a las 23.00 horas del sábado: