De paseo por la CL-602 con destino a un pueblo para chuparse los dedos
Obrador Artesano Mateos en Castronuño

De paseo por la CL-602 con destino a un pueblo para chuparse los dedos

Castronuño se ha adherido a la asociación ‘Corredor Agroalimentario, Espacio 602’ para mostrar todo su encanto gastronómico, vitivinícola y natural y para que todo el que quiera disfrute de la magia de una localidad única en la provincia de Valladolid
|

El sinuoso discurrir del río Duero a su paso por la Reserva Natural “Riberas de Castronuño-Vega del Duero”, en el suroeste de la provincia de Valladolid, modela un territorio que aúna riqueza natural, cultural, arquitectónica y humana. Castronuño es un municipio con una fértil vega, en cuyo término municipal de 124kilómetros cuadrados de extensión se entremezclan los cultivos de regadío y secano, las grandes dehesas de encinas, las extensiones de pinar y otras zonas arboladas, que cuentan con una importante biodiversidad.


Atravesado de norte a sur por la carretera CL-602, Castronuño es uno de los 16 municipios fundadores del recién creado Corredor Agroalimentario Espacio-602. En su delimitación territorial se asientan empresas agrícolas y ganaderas de distinta índole. Existen varias explotaciones ecológicas de ganado vacuno, una granja de porcino y varias de ovino. Además, el pueblo cuenta con diversos elaboradores artesanos de productos de repostería, queso, embutidos, vinos y miel de primera calidad.


La mejor gastronomía


Si hablamos de un producto tradicional por antonomasia del municipio vallioletano, ese es el mollete, dulce bollo anisado que se elabora y consume en el lugar desde tiempos inmemoriales. Se producen en los obradores Panadería Artesanos Mateos y Confitería Xokoreto, siendo una de las creaciones estrella entre los diferentes productos elaborados por ambos artesanos.


La Panadería Artesano Mateos está situada en el lugar donde en la época medieval se ubicaba la Casa de la Encomienda de la Orden Hospitalaria de San Juan. De ella se conserva el arco de entrada, a través del cual se accede al establecimiento. Allí, además de los tradicionales molletes y el pan de cada día que se consume en varios pueblos de la zona, se elaboran más de treinta productos artesanos, seña de la repostería tradicional local. Entre ellos están el típico bollo de chicharrón, las rosquillas, las pastas de almendra o los bollos de aceite. En su horno también se preparan otros productos muy demandados, como las empanadas y los diversos asados cárnicos.


En la Confitería Xokoreto se elaboran numerosos productos de repostería y pastelería entre los que destacan los famosos turrones de Castronuño, con 20 sabores diferentes, algunos de ellos maridados con vinos de las distintas denominaciones de origen de la región. En este obrador artesanal se entremezcla la repostería clásica y las elaboraciones innovadoras, que dan como resultado una variada gama de dulces y postres sorprendentes. Esta confitería ha obtenido varios premios y reconocimientos a nivel nacional. Fue ganador del Concurso Nacional de Torrijas en la categoría de innovación en el año 2017 y recientemente ha recibido una Mención Especial en los V Premios de Enoturismo Rutas del Vino de España de ACEVIN.


Castronuu00f1o Reportaje Jose Ignacio Colinas regente xokoreto


José Ignacio Colina, regente de Xokoreto


El pequeño obrador de María José Celemín se encuentra en el espacio Al-Kauthar, un patio-jardín inspirado en algunos de los bellos rincones de la Alhambra y donde el sonido del correr del agua de las fuentes sirve de invitación al relax. Allí se elaboran dulces árabes ecológicos que se pueden adquirir in situ o bien en algunos de los mercados ecológicos más importantes de la Comunidad. Entre otras delicias que ofrecen destacan las baklavas de cacahuete, las pastas de limón y almendra y los bollitos árabes de dátiles.


Castronuu00f1o Reportaje Surtido de dulces u00e1rabes ecolu00f3gicos en el obrador Al Kauthar, de Maru00eda Josu00e9 Celemu00edn


Surtido de dulces árabes ecológicos en el obrador Al-Kauthar, de María José Celemín


Desde 1989, en la Quesería Julio Hernández se produce un queso artesanal de estilo manchego 100% natural. Para su elaboración se sigue un proceso tradicional, pero con dispositivos modernos. Toda la leche de oveja que se utiliza para fabricar los diferentes quesos proviene de ganado propio.  Este queso, también conocido como “Queso de Castronuño”,  ha recibido premios importantes, destacando la obtención del Premio Cincho de Plata en dos ocasiones, en 2002 y en 2016.


Castronuu00f1o Reportaje Julio hernandez queso artesano


Julio Hernández con su queso artesano


La miel de Castronuño es otro de los productos estrella y elaborado en el municipio. El apicultor Amable Sotelo y su hija María se encargan de atender las colmenas de abeja europea melífera que tienen repartidas por diferentes enclaves del término municipal, así como de elaborar la miel de mil flores, fruto de una recolección en primavera en la que las abejas recogen polen de cantueso, retama, girasol, colza, etc. A finales de verano realizan otra recolección que suele ser de encina y que origina una miel de color más oscuro.


Castronuño cuenta también con dos carnicerías en las que se sirven y elaboran productos cárnicos de primera calidad. Carnicería Sanz es un negocio familiar en la actualidad atendido por la cuarta generación. En su taller producen embutidos caseros que mantienen el sabor de antaño y numerosos elaborados cárnicos, algunos de ellos realmente innovadores. Carnicería Teo de Castro elabora embutidos al estilo tradicional y comercializa un amplio abanico de productos de casquería. En ambos establecimientos se pueden adquirir lechazos y tostones de gran calidad.


Por otro lado, en lo que a alimentación se refiere, el municipio cuenta con otros establecimientos que garantizan a la población el abastecimiento de productos básicos, como son Pescadería Mila

Supermercado Jaima, Alimentación Matesanz y Alimentación Marilé.


Pasión por el vino


Castronuño es tierra de viñedos y de vino. Integrado en la Ruta del Vino de Rueda, en sus bodegas se elaboran vinos blancos, rosados y tintos, entre otros productos. Hay tres elaboradores que producen caldos reconocidos en el mercado nacional e internacional. Acogidos a la D.O Rueda y a la denominación Vinos de la Tierra de Castilla y León, realizan actividades de enoturismo en las que el vino marida con la naturaleza y la gastronomía del lugar.


Bodegueros Quinta Esencia es una empresa vinatera de Castronuño que elabora caldos selectos en diferentes denominaciones de origen de Castilla y León. Sus magníficos vinos: Sofros, Silbón, Al Nabid, no faltan en las mesas de la alta restauración española, así como en las de diversos países europeos, asiáticos y americanos. Estos vinos reciben año tras año excelentes calificaciones en las guías de referencia del sector. En el año 2011 recibieron un Zarcillo de oro y en el 2015 uno de sus vinos fue galardonado con el premio Zarcillo de Plata.


Los viñedos y la bodega de Barcolobo se encuentran en uno de los parajes naturales de mayor relevancia de la reserva natural “Riberas de Castronuño-Vega de Duero”. Sus excelentes vinos han obtenido numerosos galardones, como por ejemplo la Medalla de Plata en el Concurso Mundial de Bruselas 2020 o dos Medallas de Bronce en los Premios Decanter World Wine Awards 2020.


Esteban Celemín Viticultor es una bodega que elabora diferentes caldos, entre los que destacan los producidos con la variedad de uva albillo real. Tras años de estudio y experimentación a pie de majuelo, acometiendo un laborioso trabajo para recuperar las viejas cepas prefiloxéricas de Castronuño, nació esta bodega que comercializa vinos singulares y placenteros de elaboración artesanal y ecológica.


Disfrutando de los bares y restaurantes de Castronuño


Castronuño es un lugar cada vez más visitado por un turismo que, además de disfrutar del conjunto de encantos que ofrece el municipio, busca comer bien. Para ello existen varios establecimientos en los que el buen yantar está garantizado.


El Restaurante Casa Pepe es uno de esos lugares de los que quien va, repite y recomienda. Su propuesta de cocina elaborada y elegante ofrece una carta en la que priman platos deliciosos entre los que destaca un espectacular solomillo de ternera o un sorprendente bacalao a la muselina, sin olvidar sus postres caseros. También ofrecen una larga lista de raciones variadas.


En el Bar Comedor Guacamayo se puede degustar excelente comida de elaboración tradicional a través de su menú diario y de una amplia carta de raciones y platos en los que sobresalen las carnes a la parrilla, en especial los pinchos de lechazo y de pollo, la especialidad de la casa. Entre sus postres despunta una sorprendente y sugerente leche helada.


Bar Sevilla, Castrobar es un establecimiento hostelero abierto al público desde 1956. Además de hamburguesas, pizzas y otros platos combinados, ofrece una variada carta de comida mejicana. Entre sus especialidades se pueden degustar quesadillas de pollo o ternera, nachos, cochinitas o guacamole.


Otros encantos


En la época estival abre al público el Complejo Acuático Gran Florida, unas excelentes piscinas con toboganes que son un referente significativo del ocio veraniego en Castilla y León. Las instalaciones también poseen un restaurante en el que se ofrecen platos combinados, bocadillos y raciones.


En el municipio existen además otros dos establecimientos hosteleros con servicio de terraza que son dos lugares ideales para relajarse tomando un café o un refresco, son Bar Triángulo y Bar Descanso. Respecto al alojamiento, existen varios centros de hospedaje con instalaciones cuidadas al detalle y que ofrecen servicios de calidad, estos son: Casa Rural Alto de la Reserva, Apartamentos Turísticos Balcón del Duero, Casa Rural Beautiful Alamedas, Casa Rural Casamona y Casa Rural Flor del Duero.


Castronuño es la sede de la Feria SaborESduero. Un evento en torno a la gastronomía, la naturaleza y el vino que se celebra en el marco incomparable del Parque de la Muela y que reúne bodegas llegadas de todas las denominaciones de origen de Castilla y León, elaboradores de productos culinarios artesanos y restaurantes de toda la cuenca del Duero, así como actores relacionados con el medio natural y la educación ambiental. Esta feria, que se celebra el segundo fin de semana de junio, tiene como valor añadido un fondo cultural y didáctico, con ponencias de personas relevantes en los distintos gremios y sectores relacionados, talleres de cocina en directo, catas de productos y otras actividades lúdicas.


Por otro lado, es de destacar el interesante calendario de certámenes gastronómicos que ofrece la hostelería local. Entre ellos destacan el Concurso de Pinchos de San Miguel, en el mes de septiembre; la ruta de degustación de pinchos “1476, el Pincho de Castronuño”, evento ligado a la recreación histórica “1476, el sitio de Castronuño”, que se celebra el mes de agosto; y la Jornada Gastronómica del Gallo de Corral, que tiene lugar el día antes de los Versos de los Quintos, en carnavales.



Castronuño se saborea a cada paso, en cada rincón, en cada pago. Un municipio Espacio-602 que tiene en la industria agroalimentaria uno de sus motores económicos, sociales y turísticos.