Piden a la Junta facilitar pruebas a la comunidad educativa para prevenir contagios tras la Navidad

Piden a la Junta facilitar pruebas a la comunidad educativa para prevenir contagios tras la Navidad

El sindicato reclama caldear los centros con suficiente antelación y evitar riesgos en los desplazamientos de alumnado y profesorado ante la previsión de bajas temperaturas y nevadas
|

STECyL-i pidió hoy a la Junta que facilite la realización de pruebas de detección del COVID para conocer el estado de salud de la comunidad educativa y prevenir contagios, tal y como se hizo en septiembre, dado que, añadió, los alumnos y profesores han podido estar en contacto con el SARS COV-2 durante la Navidad.


Durante el primer trimestre del curso se han detectado en los centros educativos, solo a través de los equipos COVID-Colegios, un total de 522 alumnos y 41 docentes positivos, una incidencia “menor de lo previsto, gracias al esfuerzo del profesorado que ha trabajado incansablemente para lograr el cumplimiento de los protocolos establecidos”. Para ello, se han mantenido las aulas “bien ventiladas únicamente de forma natural, sin otra ayuda para saber si se estaba actuando bien para evitar contagios”.


Para STECyL-i “se debe armonizar el derecho a la enseñanza, a la seguridad y la salud y para ello deben tomarse las medidas adecuadas”. “La falta de filtros y medidores de CO2 obligará de nuevo a la ventilación natural de las aulas con una temperatura exterior gélida, lo que originará un estrés térmico que incidirá muy negativamente en el proceso de aprendizaje”, aseveró en un comunicado.


Tras tres semanas sin calefacción los centros abrirán sus puertas en plena tercera ola de la pandemia y de frio. La calefacción se suele poner en funcionamiento con 24 horas de antelación, la víspera de la incorporación, lo que “no es suficiente para vencer la inercia térmica de los elementos estructurales tras tres semanas sin calor en los centros”.


La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología indica que el domingo 10 de enero las temperaturas mínimas oscilarán en las capitales de provincia entre -11 grados bajo cero en Ávila y los tres negativos en Salamanca.


Por ello, reclamó a la Consejería de Educación que ante estas bajas temperaturas y el riesgo de nevadas coordine las actuaciones necesarias para poder caldear los centros con suficiente antelación y evitar riesgos en los desplazamientos de alumnado y profesorado. “De nuevo la previsión de nevadas sorprende a la Consejería sin un protocolo al respecto”, denunció STECyL-i, que reclama un plan para la incorporación de alumnado y docentes a los centros cuando se producen estas situaciones. “Tras los problemas acaecidos en cursos anteriores nada se ha hecho, dejando en una situación de inseguridad jurídica al profesorado, en especial de las zonas rurales”, expuso.


También exigió el sindicato mascarillas FFP2 a todo el profesorado, o en su defecto a quienes están trabajando de una forma “más estrecha con el alumnado en los talleres de formación profesional, en los laboratorios o no pueden mantener la distancia de seguridad”. Por último, STECyL-i ha pedido a la Consejería de Educación la adquisición de medidores de CO2 y la formación necesaria con el fin de lograr una ventilación eficaz que no comprometa la salud de docentes y alumnado.


A su juicio, los centros educativos incumplirán a partir del lunes lo establecido en el Real Decreto 486/1997 sobre condiciones ambientales de los lugares de trabajo, que fija para los trabajos sedentarios una temperatura entre los 17 y 27 grados centígrados. “Toda la comunidad educativa, AMPAs, docentes y personal no docente reclama compatibilizar las medidas seguridad y salud del alumnado con una situación confortable, que permita una educación de calidad”, concluyó.