Cortadas once carreteras de Castilla y León y cerradas a camiones varias vías, algunas nacionales
Imagen: Europa Press

Cortadas once carreteras de Castilla y León y cerradas a camiones varias vías, algunas nacionales

|

El hielo y la nieve caídos en las últimas horas provocan el corte al tráfico de once tramos de carreteras de Castilla y León, hacen preciso el uso de cadenas en otras ocho y se ha comenzado el embolsamiento de camiones y la prohibición de su circulación en algunas autopistas y autovías en Ávila, Burgos, León y Segovia, según la información de la Dirección General de Tráfico (DGT) recogida por Europa Press.



En concreto, cerrados al tráfico se encuentran, en la provincia de Burgos, la CL-629 en el Puerto de Bocos y La Mazorra; los altos de Lunada, en la BU-572; La Sía, en la BU-571 y Estacas de Trueba, en la BU-570, mientras que en León permanecen intransitables la LE-233 en el alto de Monteviejo, la LE-331 en el Puerto de San Isidro, la LE-491 en Cabrillanes, la LE-321 en el puerto de Vegarada y la LE-126 en La Baña. A estas se suma, por la presencia de hielo, la carretera SA-203 en El Cabaco, en la provincia de Salamanca.


A todo ello se suma el hecho de que se hayan comenzado a embolsar camiones y prohibir su circulación en varios tramos de autopistas y autovías. En concreto, se embolsan camiones y vehículos articulados en la A-1 en Aranda de Duero (Burgos) y Cerezo de Abajo y La Rades (Segovia), en la AP-1 en Castañares (Burgos) y se prohíbe la cirtulación de este tipo de vehículos por la AP-66 a la altura de Fresno del Camino (León).


Además, se precisa de cadenas para circular en varias carreteras nacionales como la N-630 en Busdongo de Arbas, N-621 en el puerto de San Glorio, la N-625 en Riaño y la N-232 en Incinillas, en la provincia de León. También se encuentran cerradas al tráfico la AV-932 en Santiago del Collado (Ávila), la CL-627 en San Salvador de Cantamuda (Palencia) y el acceso a La Covatilla en Salamanca.