La divulgación del patrimonio y las actividades culturales aceleran el salto digital aupadas por la COVID en Castilla y León

La divulgación del patrimonio y las actividades culturales aceleran el salto digital aupadas por la COVID en Castilla y León

|

La divulgación del patrimonio y las actividades culturales de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León aceleraron en 2020 su salto digital aupadas por las circunstancias impuestas por la pandemia de COVID-19.



Para la difusión del patrimonio cultural, a lo largo del confinamiento se llevó a cabo la campaña de promoción 'Navega por el patrimonio cultural' consistente en la difusión a través de las redes sociales del Portal de Patrimonio Cultural de Castilla y León y se incorporaron nuevos contenidos, entre ellos el Proyecto cultural de la Catedral de Burgos, una iniciativa de divulgación puesta en marcha por la Dirección General de Patrimonio Cultural con motivo del proceso de restauración del conjunto escultórico del Trasaltar de la Seo que se está ejecutando en colaboración con el Cabildo Metropolitano de la Catedral y el Arzobispado de Burgos.


Durante la Semana Santa se subieron a la web de Patrimonio Cultural varios documentales sobre este periodo tan significativo en esta Comunidad, con varias manifestaciones declaradas de Interés Cultural y con motivo de la celebración, el 18 de abril, del Día Internacional de Monumentos y Sitios, se propusieron varios eventos, que este año tuvieron que ser virtuales.


También en este objetivo de socialización de los bienes del patrimonio cultural y en la pedagogía de su salvaguarda, entre los días 26 y 28 de noviembre tuvo lugar la celebración online de la Bienal AR&PA, en este caso AR&PA 2.0 bajo el lema 'La Resiliencia del Patrimonio Cultural'.


Durante el periodo de cierre de las bibliotecas se tomaron medidas para seguir atendiendo a los ciudadanos y se ha reforzado la prestación de servicios virtuales con el establecimiento de canales de comunicación y respuesta a consultas, dudas e incidencias a través del correo electrónico, atención telefónica y de la interacción en redes sociales, como han subrayado fuentes de la Consejería en su balance del año que termina.


También se implementaron medias para hacer fácil y accesible la obtención de la tarjeta de usuario de las Red de Bibliotecas de Castilla y León a través de la aplicación TABI, sin necesidad de certificado digital, obteniendo de manera casi inmediata el número de usuario y la contraseña para el acceso a los servicios en línea.


EBIBLIO


Además, se impulsó el servicio de préstamo de documentos electrónicos a través de la plataforma de préstamo eBiblio Castilla y León con un refuerzo de la inversión y la adquisición de nuevas licencias de uso concurrente para facilitar un acceso más inmediato y fluido a los contenidos.


Asimismo, se incorporaron nuevos contenidos para colectivos especiales como más de 30 títulos de Lectura Fácil destinadas a personas con dificultades de comprensión lectora y se consolidó y fortaleció la plataforma de visionado en línea de audiovisuales CineCyL, puesto en marcha en febrero de este año.


Por otro lado, se han mantenido y difundido los contenidos digitales a través de la Biblioteca Digital de Castilla y León, que durante este periodo ha visto actualizada la versión de su programa; se han realizado actividades culturales en línea como el Club de Lectura Virtual, además de lecturas, cuentacuentos, concursos o grabaciones desarrolladas en torno al Día del Libro y de los Derechos de Autor y al Día de las Bibliotecas.


Las bibliotecas a través de sus canales de comunicación han elaborado y difundido, guías de lectura o recomendaciones para orientar y aconsejar a los usuarios, que desde la apertura de centros el 1 de junio registró un número de visitantes ese mes de 35.639 que en el mes de noviembre ha crecido hasta cerca de 90.000.


Igualmente, durante el periodo de confinamiento el personal bibliotecario ha estado trabajando en la gestión de otros proyectos como la ampliación de las políticas de préstamo, el cambio de versión del programa de la Biblioteca Digital y la próxima actualización de AbsyNET, el programa de gestión bibliotecaria, a la versión 2.2.


Desde los museos provinciales, por su parte, se ha trabajado para reconvertir actividades presenciales en recursos online para los ciudadanos, al hilo de lo cual se han activado las páginas de Facebook de varios de ellos, ofreciendo a través de ellas programas similares a la 'Pieza del mes' o 'Piezas destacadas', talleres y juegos online y nuevos vídeos relativos a piezas del museo, visitas temáticas y exposiciones temporales, que se han colgado en los nuevos canales de Cultura de la Junta de Castilla y León en YouTube. Algunos centros han realizado, además, plataformas desde las que pueden realizarse visitas virtuales a sus salas de exposición.


OSCYL


La Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL), hubo de ver cómo diez programas y 22 conciertos fueron cancelados, dos de ellos extraordinarios, pero mantuvo su actividad para ofrecer 42 videos individuales, dos videos grupales, ocho para los centros colaboradores del programa socioeducativo, cuatro grabaciones de recitales individuales y de música de cámara, 18 grabaciones de pasajes orquestales, ocho encuentros de los abonados con profesores de la orquesta y ocho podcasts con los grandes momentos.


A partir del mes de julio cuatro ensembles de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León retomaron su actividad presencial al aire libre con un programa de 16 conciertos diseñado bajo el lema 'La Sinfónica Inspira' con paradas en Villafranca del Bierzo, Zamora, Burgos, La Bañeza, Soria, Guardo, Salamanca, Valladolid, Tordesillas, Palencia, León, Toro, Ávila, Segovia y Medina de Rioseco.


El éxito cosechado animó, siguiendo estrictas medidas de seguridad, a programar un ciclo reducido de Otoño 2020 en su sede, el Centro Cultural Miguel Delibes. El aforo de 1.715 butacas de la Sala sinfónica quedaron reducidas a 320 butacas. De la misma manera, las agrupaciones de la Orquesta se han visto reducidas para cumplir los protocolos sobre el escenario.


Ante la emergencia provocada por el coronavirus, la Consejería ha puesto en marcha ayudas que permitan paliar los efectos económicos del periodo de inactividad y a ayudar a las pymes, autónomos y otras entidades a adaptarse, fundamentalmente mediante la innovación y la digitalización, a la nueva realidad.


A fin de evitar algunos perjuicios que pudieran causar a los bienes patrimoniales los trabajos de limpieza y desinfección que se llevan a cabo tras el confinamiento, desde la Dirección General de Patrimonio Cultural se emitieron instrucciones sobre la protección del Patrimonio Cultural canalizadas a través de la Federación de Municipios y Provincias y de las Delegaciones Diocesanas de Patrimonio y posteriormente se publicó la Guía respectiva.


En materia turística, la Consejería ha realizado un estudio, que permite conocer la variación del número de empresas turísticas, el impacto en el empleo, estimaciones de pérdidas y valoración de las medidas económicas adoptadas por las administraciones.


Asimismo, se puso en marcha el Sello de Confianza destinado a diversos subsectores turísticos de Castilla y León así como de su sistema de evaluación y formación, a lo que se suma una nueva línea de subvenciones destinadas a facilitar la liquidez del sector turístico y la campaña de promoción 'Castilla y León Inspira' para promocionar a nivel nacional a la Comunidad como destino turístico.