El debate sobre el estado de Ponferrada finaliza con tres de los cuatro grupos de la oposición abandonando el salón de plenos
El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, junto a la teniente de alcalde y portavoz de Podemos, Lorena González./ César Sánchez. ICAL

El debate sobre el estado de Ponferrada finaliza con tres de los cuatro grupos de la oposición abandonando el salón de plenos

El portavoz del PP acusa al regidor de ser “el peor alcalde de la historia de la ciudad” y le pide la dimisión
|

D. Álvarez


La sesión plenaria extraordinaria de debate sobre el estado del municipio celebrada hoy en el Ayuntamiento de Ponferrada finalizó con tres de los cuatro grupos de la oposición abandonando el salón de plenos, tras más de tres horas de intervenciones que tuvieron su punto culminante cuando el portavoz del PP, Marco Morala, pidió la dimisión del regidor, Olegario Ramón, al que calificó de “peor alcalde de la historia de la ciudad”. Una vez completados los dos turnos de palabra para cada grupo municipal y cuando Ramón se disponía a hacer su intervención final de cierre del debate, la portavoz de Ciudadanos (Cs), Ruth Morales, anunció su intención de abandonar el pleno, decisión que fue secundada por PP y USE Bierzo.


En un comunicado conjunto, los grupos señalaron que el motivo para abandonar el pleno es “la negativa del alcalde a conceder el derecho de réplica, tras reservarse para él la intervención final”. Los grupos reprocharon a Ramón que utilice las sesiones de la Corporación como “un foro para mítines políticos sin derecho a la réplica de la oposición” y señalaron que su actuación excede el alcance de las competencias que le otorga la Ley, que consisten en “dirigir y ordenar los debates”.


En su intervención inicial, Ramón defendió el trabajo llevado a cabo por el equipo de Gobierno para resolver los “graves problemas” que afectaban a áreas de la administración municipal como Personal o Urbanismo. Tras enumerar los avances conseguidos en estas materias, el alcalde reconoció que la pandemia de COVID-19 limitó la capacidad de gestión del Consistorio a lo largo de unos “meses extremadamente difíciles”, en los que se tomaron “medidas decididas y urgentes”.


De la misma manera, valoró la solución dada al servicio del transporte público, que arrastraba una situación de alegalidad desde el año 2012 y cuyo nuevo contrato se adjudicó el pasado mes de noviembre, así como al ‘macrocontrato’ de recogida de basura, limpieza viaria y mantenimiento de parques y jardines, cuyo nuevo modelo de gestión se aprobará en el pleno de la próxima semana, donde se dará luz verde a la gestión directa del servicio de parques y jardines y a la licitación de un contrato puente para los otros dos servicios.


En su hoja de servicios, Ramón también quiso destacar el esfuerzo llevado a cabo para liquidar y disolver organismos como la sociedad de gestión urbanística Pongesur, la Fundación de Deportes o la empresa mixta Turismo Ponferrada, así como los pasos dados para hacer lo propio con el Instituto Municipal para la Formación y el Empleo (Imfe). “El balance es siempre mejorable, pero defendible”, consideró el alcalde.


Durante sus intervenciones, los portavoces de la oposición lamentaron que el equipo de Gobierno “oculte tras la pandemia su deficiente gestión”, como aseguró la portavoz de Cs. Morales calificó el estado del municipio de “lamentable” y criticó la “dejadez, abandono y desidia” de los responsables del Consistorio. Igualmente, acusó al alcalde y a su equipo de “reaccionar tarde y mal a la hecatombe económica” provocada por la pandemia y les instó a abandonar “la improvisación y el populismo”, así como a levantar el “bloqueo permanente al trabajo de la oposición”.


Por su parte, el portavoz de USE Bierzo, Samuel Folgueral, reprochó a Ramón que “achaque a anteriores gobernantes su incapacidad para hacer frente a los problemas del municipio” y le afeó sus “formas poco democráticas” para “erradicar de cuajo a la oposición”. El exalcalde acusó al actual regidor de “cumplir minuciosamente una hoja de ruta trazada en 2015” que finaliza con su desembarco en 2023 en el Congreso o el Senado. “Ponferrada es una de sus herramientas para poder llegar ahí, le interesa muy poco lo que pasa en el municipio”, señaló.


Similares críticas lanzó el portavoz del PP, Marco Morala, que apuntó que el perfil de Ramón “está más próximo al de un monarca absolutista o presidente totalitario que al de un alcalde democrático” y recordó la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) sobre vulneración de los derechos fundamentales de la oposición. “Hoy no han venido a defender su gestión, porque no existe, sino a enfangar a equipos anteriores y a la oposición”, afirmó Morala, que finalizó su intervención con la petición de dimisión al alcalde. “Dimita y váyase, por el bien de Ponferrada, váyase señor Ramón”, concluyó.


El único grupo de la oposición que no abandonó el salón de plenos como forma de protesta fue el Partido Regionalista del Bierzo (PRB), cuyo portavoz, Tarsicio Carballo, defendió algunas propuestas encaradas a apoyar a sectores como el comercio y la hostelería, a evitar la acumulación de basura y a rebajar los bordillos y acondicionar los pasos de cebra.


Por parte de los grupos que apoyan al equipo de Gobierno, la portavoz del PSOE, Carmen Doel, calificó a la oposición de “patética, rancia y frentista” y la acusó de militar en las filas del “no por el no”. “No quieren sumar, no hacen ninguna aportación para el municipio, sólo pretenden alborotar y hacer ruido”, lamentó. Tras un “año extremadamente doloroso y difícil”, Doel señaló que el “proyecto de futuro” del Ayuntamiento pasa por reforzar la “apuesta innovadora” en materia de territorios inteligentes y por impulsar iniciativas como la plataforma intermodal de transporte ferroviario y por carretera o la modernización del polígono industrial de La Llanada.


En nombre de Coalición por el Bierzo (CB), el portavoz, Iván Alonso, reprochó a la oposición que acuda al debate “sin una sola propuesta de cara a mejorar la situación del municipio”. Alonso señaló que “acercar los servicios a los pueblos para revertir la brecha histórica” existente con respecto al casco urbano y llevar a cabo el proyecto de circunvalación sur de Ponferrada son dos de las grandes iniciativas para el futuro de la ciudad.


Por último, la portavoz de Podemos, Lorena González, consideró que “no es momento para sacar pecho, sino para poner en común las carencias del municipio” e hizo un llamamiento para alcanzar “grandes consensos que beneficien a la ciudadanía” y “apretar a las administraciones superiores” para revertir la “situación dramática” de la ciudad. González señaló a la falta de vivienda pública y a la escasez de plazas en residencias y centros de educación infantil como tres asuntos en los que Junta y Gobierno “deben asumir sus competencias”. “No se nos puede cargar a los municipios con la respuesta social a la crisis sin dotarnos de más recursos”, apuntó.


Cesar sanchez ICAL pleno debate estado municpio ponferrada (2)


El portavoz del Grupo Popular, Marco Morala, en primer término./ César Sánchez. ICAL