​ El Museo del Comercio y la Industria acoge la exposición ‘La moda según David Bowie: 30 trajes para pasear por el planeta Anthea’
‘La moda según David Bowie: 30 trajes para pasear por el planeta Anthea

​ El Museo del Comercio y la Industria acoge la exposición ‘La moda según David Bowie: 30 trajes para pasear por el planeta Anthea’

Los visitantes podrán disfrutar de una treintena de trajes confeccionados por la salmantina Carmen Carabias, que reproducen aquellos diseños que el cantante y actor lucía en sus apariciones artísticas Pintura y artesanía refuerzan la dimensión artística sobre los soportes textiles en esta muestra que podrá disfrutarse hasta el 31 de enero
|

La exposición ‘La moda según David Bowie: 30 trajes para pasear por el planeta Anthea’ fue inaugurada ayer en el Museo del Comercio y la Industria de Salamanca y se prolongará hasta el 31 de enero. Los visitantes podrán disfrutar de una treintena de trajes confeccionados por la salmantina Carmen Carabias, que reproducen aquellos diseños que el cantante y actor lucía en sus apariciones artísticas.


No es la primera vez que Carmen Carabias presenta al público su trabajo. Esta exposición comenzó su andadura en el espacio cultural ‘La Salchichería’ hace dos años y después la muestra ha visitado distintas ciudades de Castilla y León, como Medina del Campo o Peñafiel. Ahora regresa a Salamanca presentando, como novedad, un número mayor de diseños y un distinto formato expositivo.


El trabajo realizado por Carmen Carabias es el resultado de la utilización de varias técnicas. Algunas, como la pintura, aprendidas en la escuela de Artes Aplicadas y Oficios artísticos de Cádiz. Otras, más vinculadas al mundo de la artesanía, adquieren una dimensión artística al ser aplicadas sobre distintos soportes textiles.

David Bowie (1947-2016) tuvo un talento creador polivalente. En sus exploraciones artísticas recorrió, además de la música pop, –por la que ha sido mundialmente conocido-, la interpretación cinematográfica o la producción de documentales, como el titulado ‘Imagine’, dedicado a John Lennon.


También se sintió atraído por el diseño textil y sus posibilidades expresivas. A este respecto llegó a comentar, en alguna entrevista, que el vestuario contribuía a que se materializara su música, algo que sin duda consiguió, dado que la fascinación por Bowie se debe, en gran medida, a la fascinación que producía su puesta en escena.


 Aunque trabajó con muchos diseñadores de moda hay que destacar tres nombres: Freddie Burretti, quien ayudó a Bowie a crear, en 1972, el personaje Ziggy Stardust. Kansai Yamamoto que fue capaz de aunar occidente con oriente y crear, para el cantante, una estética andrógina. Y, en tercer lugar, Alexander Mcqueen, cuyo diseño más conocido es la chaqueta confeccionada con una bandera británica pero con desgastes y rasgaduras propios de la cultura punk.