Suspendida por cinco años la actividad cinegética en un coto de caza de Ávila por el envenenamiento de especies protegidas

Suspendida por cinco años la actividad cinegética en un coto de caza de Ávila por el envenenamiento de especies protegidas

Las diligencias policiales-penales instruidas por un presunto delito contra la fauna y flora se remiten a la Autoridad judicial
|

La Junta de Castilla y León ha suspendido la actividad cinegética por un periodo de cinco años en un coto de caza de la Moraña (Ávila), después del envenenamiento de una serie de especies animales protegidas que habían sido intoxicadas o abatidas con armas de fuego.


Además, según informa en un comunicado la comandancia de la Guardia Civil de Ávila, de las presuntas infracciones administrativas, se han instruido diligencias policiales-penales por un presunto delito contra la fauna y flora silvestre del vigente Código Penal remitidas a la Autoridad judicial competente.


Concretamente, se hallaron 4 ejemplares de águila imperial (Aquila adalberti), un zorro (Vulpes vulpes), un busardo ratonero (Buteo buteo), un buitre negro (Aegypius monachus), 2 milanos reales (Milvus milvus) así como el cadáver de un perro.


Como detalla, dado que casi todos los ejemplares estaban enterrados u ocultos por la vegetación existente en la zona se denota que el autor o autores del hecho tenían conocimiento de lo ilícito de su acción, con la idea de ocultar de forma deliberada a dichos animales.


Para su localización, fue preciso además de las correspondientes batidas realizadas por los componentes del Seprona y celadores y agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León, y la colaboración perros especializados en la detección de cebos envenados del Servicio Cinológico de la Guardia Civil, no descartándose, que pudiera haber más animales enterrados que a día de la fecha no han podido ser localizados.


Por dicho motivo, se activó el protocolo establecido en estos casos y los ejemplares localizados, así como otros restos encontrados, fueron remitidos para su necropsia y determinación de posibles venenos, a los laboratorios competentes de la Junta de Castilla y León y de Criminalística de la Guardia Civil, los cuales confirmaron el envenenamiento y el uso de armas de fuego en la muerte de dichos animales.


Al tratarse de una zona catalogada como de especial protección de Aves (ZEPA), así como la intencionalidad de los hechos, que denotan una práctica habitual en el tiempo, además de las presuntas infracciones administrativas, se han instruido diligencias policiales-penales por un presunto delito contra la fauna y flora silvestre del vigente Código Penal remitidas a la Autoridad judicial competente, independientemente de las medidas cautelares que ha realizado la Junta de Castilla y León con la suspensión de aprovechamiento cinegético en dicho coto por un período de cinco años, con el fin de facilitar la regeneración de la fauna silvestre de la zona.