Presentan en Puebla de Sanabria, Calabor y Zamora el libro ‘Ábrete, cielo. 125 voces contra la mina de Calabor’

Presentan en Puebla de Sanabria, Calabor y Zamora el libro ‘Ábrete, cielo. 125 voces contra la mina de Calabor’

|

El Castillo de Puebla de Sanabria (Zamora) y la localidad de Calabor, frente al bar, acogerán el próximo sábado, a las 12.00 y a las 17.00 horas, respectivamente, y el la presentación del libro ‘Ábrete, cielo. 125 voces contra la mina de Calabor’.


La obra se presentará también en el Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales, en la capital zamorana, el próximo martes, 22 de diciembre, a las 19.30 horas.


La iniciativa, promovida por Ecologistas en Acción Zamora y Ediciones Invasoras, recoge colaboraciones de escritores, naturalistas y activistas de toda España y de Portugal, entre los que figuran Joaquín Araújo, Jorge Riechmann, Nieves Correa, Santiago Alba, Yayo Herrero, Guillermo Heras y Juan Carlos Mestre. Además, aparecen textos de autores zamoranos como Braulio Llamero, Luis Ramos y Concha López, entre otros.


“El proyecto de mina de Valtreixal, situado a 2,5 kilómetros de Calabor y a cinco kilómetros de la frontera con Portugal, pretende excavar una mina a cielo abierto para obtener concentrados de minerales de wolframio y estaño, que afecta, en principio, a casi 250 hectáreas”, según explicaron fuentes de la organización ecologista.


“El proyecto se acompaña de un estudio de impacto ambiental entregado por la empresa a la Junta de Castilla y León para su valoración y en el que se detectan continuos errores al referirse a una mina de carbón, en vez de wolframio y estaño, y al tamaño de la intervención y el tiempo de duración, 17 o 19 años, cuyas cifras no coinciden”, añadieron.


Igualmente, recalcaron que la superficie afectada corresponde a un territorio “protegido dentro de la Red Natura 2000 y declarado Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica”, en el que habitan especies como el lobo ibérico, el desmán ibérico, el águila real y el oso pardo, entre otras, y “dedicado actualmente a aprovechar recursos forestales, agroganaderos, turísticos e, incluso cinegéticos”, promovidos por el propio Ayuntamiento de Pedralba de la Pradería.


“El proyecto supone también una transformación profunda del paisaje y amenazas para el medio ambiente, como el consumo de grandes cantidades de agua, la mala calidad del aire relacionada con las emisiones de dióxido de carbono y óxidos de nitrógeno, el polvo constante que se origina y afecta a las poblaciones cercanas, el impacto sonoro de unos dos millones de kilos de explosivos y el aumento del tráfico rodado”, enumeraron.


Por otra parte, Ecologistas en Acción Zamora consideró que “lo más preocupante” del proyecto es la elección del tipo de intervención, concretamente, de mina a cielo abierto, con la “destrucción y el enorme impacto ambiental” que “conlleva” la industria.


“Grandes movimientos de tierras al realizarse cortas de centenares de metros de profundidad y, en este caso, unos dos kilómetros de largo, pistas de acceso, uso de explosivos, balsas de almacenamiento de agua, depósitos provisionales de residuos sulfurosos contaminantes y la ubicación de una escombrera en el lecho del regato del Cuballón, afluente del río Calabor, así como polvorines y depósitos de hidrocarburos”.


En este contexto, la organización ecologista aseguró que un proyecto de esas características “contribuye a despoblar aún más el territorio, al tratarse de una actividad que no crea empleo estable y no es compatible con las demás actividades económicas de carácter sostenible que actualmente se promueven en la zona” y apostilló: “Amenaza la propia existencia de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica”.