Hostelería, centros comerciales y gimnasios de Castilla y León vuelven a la actividad cinco semanas después de su cierre

Hostelería, centros comerciales y gimnasios de Castilla y León vuelven a la actividad cinco semanas después de su cierre

Las medidas excepcionales impuestas el 6 de noviembre decaen en todo el territorio, exceptuando el término municipal de Burgos capital
|

Este viernes 11 de diciembre estaba marcado en el calendario de la hostelería, centros comerciales y deportivos de la Comunidad que, tras cinco semanas cerrados, vuelven a la actividad ante la positiva evolución de la situación epidemiológica en Castilla y León. Por tanto, las medidas excepcionales impuestas el 6 de noviembre decaen en todo el territorio, exceptuando el término municipal de Burgos capital.


El decaimiento de las medidas excepcionales supone la apertura condicionada de la hostelería y de la restauración; de los grandes establecimientos comerciales y de comercios de más de 2.500 metros cuadrados; la reapertura al público de instalaciones deportivas convencionales y centros deportivos para la realización de actividad física que no sea al aire libre, con público en aquellos casos en los que esté permitido; y del fin de las restricciones extraordinarias en establecimientos hosteleros y en locales y salones de juego y apuestas.


En el caso del sector hostelero y restaurador se permite el consumo en el interior aunque no de pie ni en barra, con un máximo de un tercio del aforo del establecimiento; asimismo se limita la ocupación de mesas o agrupaciones de mesas a seis personas y la distancia mínima de esas mesas o de sus agrupaciones se establece en dos metros en el interior y de 1,5 en terrazas, con una ocupación máxima en éstas del 75 %.

En nivel 4 implica que el aforo de los grandes establecimientos comerciales, definidos en el artículo 15 del texto refundido de la Ley de Comercio de Castilla y León, será de un tercio máximo y su horario, el establecido por el Real Decreto 926/2020 referido a la declaración del Estado de Alarma.


Por su parte, la reapertura de instalaciones y centros deportivos está condicionada a un tercio de sus aforos, al uso de la mascarilla y el desarrollo de deportes sin contacto físico, con las excepciones de deportistas profesionales y de alto nivel o rendimiento.


Las intervenciones preventivas que caracterizan a la aplicación del nivel 3 de alerta sanitaria se centran, con carácter general, en limitaciones de aforos para los distintos sectores sociales y de actividad y en restricciones en el número máximo de personas que pueden realizar una actividad.

Al igual que sucede para el nivel 4, en el Acuerdo 76/2020 anteriormente citado se definen de forma más somera y sectorializada las medidas, generales y concretas, que implica la adopción del nivel 3 de alerta sanitaria pandémica.


Por otra parte el Consejo de Gobierno ha acordado prorrogar, por siete días más, las medidas sanitarias preventivas de carácter excepcional para la contención de la COVID-19 en el municipio de Burgos; es decir, en vigor desde las 00 h de mañana, 11 de diciembre y hasta las 23,59 del próximo día 17. Así, aunque en hostelería se mantiene la suspensión de su actividad interior, se habilita la posibilidad de servicio al aire libre, en terraza.


También se permite ahora la apertura al público de bibliotecas, archivos, museos, salas de exposiciones, monumentos y otros equipamientos culturales, así como de cines, teatros y auditorios, debiéndose cumplir para ello lo establecido en el nivel 4 de alerta sanitaria por la COVID-19 en cada uno de estos ámbitos.


En el conjunto de la Comunidad castellana y leonesa, la provincia de Segovia se encuentra en nivel 3, estadio de alerta sanitaria al que se sumará a partir del sábado 12, el territorio provincial de Ávila y previsiblemente, el próximo día 15 de diciembre, la provincia de Salamanca; por su parte, las provincias de Burgos -exceptuando el término municipal de su capital, que mantiene medidas excepcionales-, León, Palencia, Soria, Valladolid y Zamora están en nivel 4 ordinario.