La nieve cierra dos carreteras en Castilla y León y obliga a usar cadenas en otras siete

La nieve cierra dos carreteras en Castilla y León y obliga a usar cadenas en otras siete

|

La nieve cierra dos carreteras y obliga a usar neumáticos de invierno o cadenas en un total de siete carreteras en la Comunidad, de ellas, cuatro se encuentran en la provincia de Burgos, dos en la de León y una en la de Salamanca, según refleja la web de la Dirección General de Tráfico consultada por Europa Press a las 10.10 horas.


En concreto, en la provincia de Burgos está cerrado el puerto de Portillo de la Lunada (BU-572); además es necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno los puertos de Bocos (CL-629), Portillo de la Sía (BU-571), Estacas de Trueba (BU-570) y el acceso a la estación invernal de Valle del Sol, en Pineda de la Sierra (BU-V-8201).


En León hay dos vías en nivel rojo, es decir es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno. Se trata de la N-621 en Boca de Huérgano y la N-625 en Oseja de Sajambre.


En Salamanca, por su parte, la DSA-180 en La Hoya está en nivel negro por hielo --intransitable--, mientras que en nivel rojo se encuentra la DSA-191, en Candelario.


Además, el puerto de Piedrasluengas (CL-627) en Palencia, se encuentra en nivel amarillo, es decir, está prohibida la circulación de camiones y articulados.