El descenso de los contagios en Zamora, tras las nuevas restricciones, dibujan un escenario esperanzador para la provincia

El descenso de los contagios en Zamora, tras las nuevas restricciones, dibujan un escenario esperanzador para la provincia

|

La consejera de Sanidad, Verónica Casado ha analizado en rueda de prensa la situación epidemiológica en Castilla y León este lunes. La gran noticia viene con el descenso de los contagios en Salamanca, que permite a la provincia vecina reabrir su hostelería y centros deportivos y comerciales, al igual que ya ocurriera con Ávila y Segovia el pasado viernes.


Dentro de ese repaso a la situación del Covid en cada provincia, Zamora está viviendo un notable descenso de casos, tras ser una de las provincias con mayor incidencia de contagios, antes del cierre de la hostelería y en endurecimiento de las medidas restrictivas tomadas por la Junta de Castilla y León.


Según los gráficos ofrecidos por la Consejería de Sanidad, Zamora se encuentra actualmente con una incidencia de casos de 507,71 por cada 100.000 habitantes, en las dos últimas semanas, 174,45 en los últimos siete días. Unas cifras aún muy altas para poder plantearse un levantamiento de las restricciones, como en Salamanca, Ávila y Segovia, pero un buen camino hacia la esperanza. Según los datos ofrecidos, en la última semana, Zamora vive una notable contención de los nuevos contagios, pero aún es necesario que la incidencia acumulada en las últimas dos semanas se quede por debajo de 400. 


Pero la consejera de Sanidad ha recalcado que "las medidas están funcionando y tienen el resultado esperado". Esperanzadoras palabras de Verónica Casado, que confía en que, poco a poco, el resto de provincias, incluida Zamora, puedan unirse a la vecina Salamanca en la reapertura de la hostelería y centros comerciales y deportivos. 


Por otro lado, Casado ha vuelto a recalcar la necesidad de "cuidarse y evitar ciertos comportamientos, como bajarse la mascarilla para hablar con otros o reunirse sin mantener la distancia de seguridad". Y es que, aunque los contagios en Zamora se están controlando, las muertes en el ámbito hospitalario son muy altos, con casi una veintena desde el pasado viernes.