El PSOE tilda de “vergüenza” la utilización de "casetas de obra" como salas de espera y pregunta “dónde está el negocio”
Ana Sánchez. Imagen: PSOE CyL

El PSOE tilda de “vergüenza” la utilización de "casetas de obra" como salas de espera y pregunta “dónde está el negocio”

|

Juanma de Saá / ICAL

El Partido Socialista tildó hoy de “vergüenza” la utilización de “casetas de obra o barracones” como salas de espera a las puertas de los centros de salud y exigió a la Junta que “las retire de ese uso”, además de preguntar “dónde está el negocio” y reclamar información sobre la adjudiación y el montante económico que han supuesto.


“Tras la semana horrible para la Consejería de Sanidad, con todos los representantes de los profesionales sanitarios pidiendo la dimisión de la consejera y del presidente, llegan a Zamora las casetas de obra. En un eufemismo al que nos acostumbra la derecha, llaman a esto módulos climatizados. Es una caseta de obra, un barracón  punto”, aseguró la procuradora por Zamora en las Cortes de Castilla y León Ana Sánchez.

“Cuando les pedimos que no cierren los consultorios rurales, los cierran; cuando les decimos que es necesaria la atención presencial, nos atienden por teléfono y, cuando les decimos que las colas en los centros de salud son inadmisibles, se les ocurre poner barracones”, señaló.


Ana Sánchez hizo estas declaraciones en la capital zamorana, junto a uno de los módulos descritos colocado a las puertas del centro de salud de Puerta Nueva y acompañada por los procuradores socialistas José Ignacio Martín y Carlos Fernández.


“Exigimos que la Junta retire las casetas de ese uso. Ya lo ha tenido que hacer en León, donde el gerente de Atención Primaria ha tenido que decir que las destinarán a hacer test pero no puede ser. Las han tenido que retirar en Santa María del Páramo y en Sahún”, insistió. “Pedimos responsabilidad. Que les den otro uso. Si, sanitariamente hablando, no tienen un pase, ¿dónde está el negocio?”, inquirió.


Ana Sánchez, quien insistió en saber “la cantidad de casetas, cómo se han adjudicado y qué montante económico han supuesto”, recalcó que “no las pone la Consejería de Sanidad, sino la de Fomento, que registró Anticorrupción porque se dedicaba al chatarreo con los vehículos de Medio Ambiente”.


En este contexto, Sánchez aludió a la delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Clara San Damián, por “pedir a los zamoranos que hagan un confinamiento inteligente” y preguntó: “¿No les da vergüenza? Las autoridades sanitarias nos piden medidas de ventilación y no estar más de seis personas del núcleo familiar, restricciones en el comercio y la hostelería y piden a nuestros vecinos que se metan ahí. ¿Es esto un confinamiento inteligente?”


“Lo denominan Plan de Humanización, que es de aurora boreal. Se pretendía instalar hasta 112 y se han instalado progresivamente en varias provincias. Cuando se han conocido las protestas de usuarios, sanitarios y partidos políticos, en algunos sitios se de dará otro uso”, expuso. “En León se decidió hacer en ellas test de antígenos. Se concentran personas con esa patología pero no mezclar a distintas personas para que acaben más infectados saliendo que entrando”.


Por último, la procuradora calificó de “ocurrencia que denigra aún más la situación gravísima que estamos viviendo” y pidió a la Junta que “vaya pensando en otra fórmula, porque la gente no puede estar en la calle” y concluyo: “La Sanidad se hirió de muerte en los años de los recortes, antes de la pandemia. Necesita más inversión en Atención Primaria y Hospitalaria y lo que obtiene es atención presencial, casetas de obra y un decreto que machaca los derechos de los sanitarios”.