'Guerra' en Castilla y León: la hostelería afirma que no se le permite abrir hasta después del puente e Igea que se hará a partir del 3 de diciembre

'Guerra' en Castilla y León: la hostelería afirma que no se le permite abrir hasta después del puente e Igea que se hará a partir del 3 de diciembre

|

Las reuniones de la tarde de este lunes entre la Junta y los sectores cerrados para contener al coronavirus como la hostelería, comercios y centros deportivos ha dado mucho de qué hablar. Principalmente por las palabras de los hosteleros que, tras ella, han afirmado que continuarán cerrados hasta después del puente de la Constitución y de la Inmaculada y que, a partir de ahí, la Junta estudiará "relajar" algo las medidas estableciendo cierres perimetrales por "provincias o zonas" y permitiendo la apertura de las terrazas de los establecimientos del sector.


Así lo ha avanzado el presidente de la Confederación de Hosteleros de Castilla y León, Ángel Blasco, en declaraciones a Europa Press, después de mantener una reunión telemática con el vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, la consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo y el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega.


Blasco entiende que la "prioridad" sea la salud, según les ha comunicado Igea, que les ha deslizado que la situación de la Comunidad no variará hasta después del puente de la Constitución y La Inmaculada, por lo que se mantendrá el "cierre perimetral" de la misma.


A partir de ahí, y dependiendo de la situación epidemiológica, las medidas se relajarán. "Han planteado que los cierres perimetrales podrían ser por provincias o zonas y que a nosotros nos dejarían abrir las terrazas, nunca el interior, así que de aforos ni hemos hablando", ha continuado Blasco.



Igea lo desmiente


El vicepresidente de la Junta y portavoz, Francisco Igea, aseguró, por su parte, que el Gobierno regional prevé levantar a partir del día 3 de diciembre las restricciones adicionales que se tomaron el 6 de noviembre en una inmensa mayoría del territorio y entre las que se encuentra el cierre de la hostelería, si bien matizó que los pasos dependerán de la evolución epidemiológica. “Cuando descendamos por debajo de los 400 casos por debajo de los 100.000 habitantes se retirarán esas restricciones”, dijo, tras mantener un encuentro con responsables de los sectores hostelero, grandes superficies comerciales y centros deportivos.


Explicó que hay provincias que pronto entrarán ya en niveles de alerta inferiores a la 4 actual, lo que “permitirá reiniciar la actividad en gran parte de estos sectores”. Igea explicó que la Junta ha escuchado también su solicitud de ayudas directas, para el que ambas partes se han emplazado a abrir un proceso de diálogo “urgente” para establecer un plan de ayudas directas en el que participen todas las administraciones, en la proporción de gasto público que maneja cada una: 50 por ciento la Central, 35 la Comunidad y 15 las locales. “Nos remitirán una propuesta para iniciar ese estudio de ayudas directas”, avanzó Igea, quien reiteró que la actividad “se retomará de forma progresiva de acuerdo con las decisiones pactadas” en el Consejo Interterritorial de Salud.


Con respecto al puente de diciembre, el vicepresidente de la Junta se mostró a la espera de tomar una decisión “conjunta” en España, pues reconoció que otras comunidades autónomas “han tomado decisiones que hacen prever que lo más probable es que se mantenga el cierre perimetral”.


Además del encuentro con los hosteleros, responsables del Gobierno autonómico se reunieron con representantes de grandes superficies comerciales y federaciones y organizaciones deportivas de Castilla y León. Por este motivo, además de Igea, estuvieron presentes los consejeros de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, la de Empleo e Industria, Carlota Amigo, además del consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega.

Comerciantes2


Black Friday


Por su parte, el gerente de Vallsur, Pablo Pérez, que acudió en reunión presencial junto a responsables de Carrefour y El Corte Inglés, confió en que la Junta pueda flexibilizar la apertura de las grandes superficies comerciales, hasta tal punto que permita abrir este próximo fin de semana con motivo del Black Friday, una fecha de “importante facturación para el sector”. “Nos han dicho que lo tienen que valorar. Nosotros nos hemos ofrecido a abrir con todas las medidas de seguridad, más restrictivas en aforo, menos metros, horarios más acotados… lo hemos puesto a todo su disposición”, expuso.


Pérez explicó que se trata de una época que “afecta al empleo y mucha gente espera refuerzos de Navidad para las contrataciones”, algo que se está “viendo afectando por las medidas”. En todo caso, entendió que los datos de sanidad “son lo que más preocupa” y mostró su alegría “por que estén mejorando”. “En función de estos indicadores nos gustaría para poder abrir cuanto antes”, insistió.


Sin bajar de 400 no se abre


Por último, el director del CDO Covaresa, Francisco de la Fuente, aseguró que la reflexión es que si la incidencia no baja de 400 casos por cada 100.000 habitantes antes del 3 de diciembre “no nos dejarán abrir”. “Lo sentimos porque tenemos unas medidas de seguridad muy avanzadas en el sector y Madrid, por ejemplo, sin cerrar centros deportivos y hostelería, han mejorado mucho los datos”, comentó De la Fuente, quien lamentó que con estas decisiones “se criminalice a estos sectores cuando los usuarios iban muy seguros”.