CCOO denuncia que el Hospital Río Hortega niega batas impermeables a los técnicos de imagen de la UVI

CCOO denuncia que el Hospital Río Hortega niega batas impermeables a los técnicos de imagen de la UVI

El sindicato asegura que este hospital es el único que lo hace y lamenta la "desprotección" de estos profesionales
|

CCOO denunció hoy la "desprotección" que a su juicio sufren los técnicos de imagen para el diagnóstico de la UVI del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid a los que aseguró se les niega la utilización de batas impermeables. El sindicato aseguró que este centro es el único en el que suceso esto.


En un comunicado, la central sindical señaló que desde el pasado 1 de octubre, sin previo aviso y sin motivo para este cambio de criterio, los técnicos superiores de imagen para el diagnóstico que trabajan en la UVI del Hospital Río Hortega en Valladolid no disponen de las batas impermeables que usaban anteriormente para la realización de pruebas diagnósticas. 


En su lugar el sindicato explicó que utilizan batas verdes de tejido, que aseguró son "muy porosas", por lo que CCOO consideró que sufren una "gran desprotección" frente al COVID-19, además de un "agravio" con el resto de sus compañeros de los demás hospitales públicos de Castilla y León.  


La Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO ha preguntado el motivo de este cambio de criterio y la respuesta obtenida del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y de la dirección del hospital es que los pacientes positivos para COVID” que se encuentran en la UVI no producen aerosoles al tener la vía aérea canalizada y que, en su opinión, es difícil que el tubo se suelte por lo que, aunque tengan que movilizar al paciente, no existe riesgo de contagio ni de propagación del virus".


CCOO indicó que apoya a los profesionales que discrepan respecto a esta decisión, ya que se ha comprobado que ocurren “accidentes” de desconexión de los tubos de los respiradores, siendo un riesgo no evaluado correctamente.


Además, apuntó que para colocar elementos necesarios para las pruebas, los técnicos, así como el celador que les ayuda, tienen que mover a los pacientes con lo que, en contra de lo que argumentan, sí entran en contacto con las personas enfermas, así como con la ropa de cama, aumentando el riesgo de contagio y de propagación del virus. Igualmente, añadió que los celadores del hospital disponen de batas impermeables.  

"Esta situación está generando un riesgo que, sumado a la sobrecarga de trabajo y al estrés motivado por la gran carga emocional que están soportando, está llevando a este colectivo a la desmotivación y al límite de su resistencia", afirmó el sindicato.  


Por ello, CCOO exigió que se proporcione la debida protección a estos profesionales, tanto técnicos superiores en imagen para el diagnóstico como el celador que los acompañan.