El difícil fin de semana para la Policía Local de Palencia con tres actuaciones por fallecidos, uno de ellos por COVID
FOTO: ICAL / Brágimo

El difícil fin de semana para la Policía Local de Palencia con tres actuaciones por fallecidos, uno de ellos por COVID

|

La Policía Local de Palencia tuvo que acudir durante este pasado fin de semana a varios avisos realizados por la ciudadanía por presuntas aglomeraciones incluso incumpliendo el toque de queda, lo que resultaron ser avisos 'fallidos', según informan fuentes municipales a través del parte de sucesos. 


Según indican, el primero se realizó en la calle República Dominicana a las 22 horas del sábado debido a la presencia de "una gran cantidad de personas" que, presuntamente, se encontraban infriendo el toque de queda. Sin embargo, a la llegada de las patrullas se comprobó que eran familiares de una persona que acababa de fallecer y se encontraban en la calle Chile guardando la distancia de seguridad y con mascarilla. Frente a ello, se les comunicó que debían permanecer en sus casas debido a la situación epidemiológica. 


Además, al día siguiente, se volvió a reiterar el aviso por otra supuesta concentración de personas en la iglesia evangélica, donde se encontraban velando a un fallecido en la noche anterior. Cuando se acudió, además, se observó a siete personas en el exterior y otros dentro de la Iglesia pero cupliendo las medidas sanitarias vigentes en el uso de la mascarilla, la distancia social y el aforo permitido. En visitas posteriores, además, se comprobó que siempre se cumplían las medidas. 


Durante el fin de semana, además, la Policía Local tuvo que acudir a una vivienda de la calle Mayor Antigua en la madrugada del sábado al domingo por los gritos en una vivienda, que resultaron ser siete personas convivientes a los que habían anunciado la muerte de un familiar por COVID, ante lo que se les pidió que rebajaran el ruido por las molestias ocasionadas y se amonestó a dos de ellos que se encontraban en situación irregular en España. 


En la pasada madrugada, además, acudieron al Centro de Fundación Personas al requerir la presencia el encargado ya que una usuaria no respondía a los estímulos de una reanimación cardiopulmonar y que finalmente falleció.