Castilla y León, más cerca de rebajar su nivel a Alerta 3: la incidencia de COVID y la ocupación de las UCIS siguen bajando

Castilla y León, más cerca de rebajar su nivel a Alerta 3: la incidencia de COVID y la ocupación de las UCIS siguen bajando

La ocupación media en las UCI de la Comunidad abandona el riesgo muy alto al situarse en el 24,42%
|

La incidencia acumulada de COVID-19 a 14 días sigue a la baja en Castilla y León, al situarse en 140,83 casos por cada 100.000 habitantes, 2,8 puntos por debajo de los 143,64 registrados ayer. La tasa se mantiene así desde este jueves en riesgo medio, con una incidencia acumulada a siete días que presenta una ratio de 63,05 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 65,39 casos de ayer viernes.


Por provincias, solo Burgos se mantiene en riesgo muy alto con una tasa a 14 días de 251,36 casos, mientras que Segovia se sitúa en riesgo alto con 164,19 casos por cada 100.000 habitantes. El resto de provincias se ubican en riesgo medio: León (145,25), Palencia (137,85), Soria (117,01), Zamora (113,14), Salamanca (112,55), Valladolid (101,99) y Ávila (95,77).


En cuanto a la tasa de incidencia a siete días, Burgos se mantiene por segundo día consecutivo fuera del rango de riesgo muy alto con 102,61 casos, mientras que Segovia desciende a nivel medio, con un ratio de 73,63. En esa misma franja se encuentran León (64,41), Salamanca (59,53), Zamora (55,69), Palencia (55,51), Valladolid (49,36), Soria (41,63) y Ávila (39,32).


La ocupación de camas por pacientes COVID en las UCI de los hospitales de Castilla y León experimentó un ligero incremento con respecto al jueves al situarse en el 25,9 por ciento, frente al 25,74 por ciento de ayer, lo que mantiene la presión asistencial en las unidades de críticos en el nivel de riesgo muy alto. Y es que todas las provincias, salvo Salamanca, que presenta una ocupación del 16,1 por ciento, se encuentran en riesgo muy alto: Soria (41,2 por ciento), Ávila (38,9 por ciento), Segovia (32,3 por ciento), Palencia (28,1 por ciento), Zamora (26,3 por ciento), Burgos (25,8 por ciento), León (25,3 por ciento) y Valladolid (25,2 por ciento).


La ocupación de camas por pacientes COVID en planta continuó con su descenso progresivo semanal hasta situarse en el 3,58 por ciento frente al 4 por ciento de ayer. Zamora (5,9 por ciento) y Burgos (5,69 por ciento) son las únicas provincias cuyos hospitales presentan una ocupación en planta que las ubica en riesgo medio, una zona que abandona Segovia (4,31 por ciento), que pasa al nivel de riesgo bajo junto a Valladolid (3,89 por ciento), León (2,6 por ciento), Palencia (2,59 por ciento), Ávila (2,23 por ciento), Soria (2,17 por ciento) y Salamanca (2,08 por ciento).


La positividad global de las pruebas diagnósticas siguió bajando hasta ubicarse en el 6 por ciento y el porcentaje de casos con trazabilidad subió nuevamente hasta el 73,76 por ciento. El índice de reproducción del virus cayó al 0,86 y solo Salamanca (1,18) presenta un volumen mayor a la unidad máxima recomendada por las autoridades sanitarias. Por debajo ya se encuentran Zamora (0,99), Valladolid (0,96), Segovia (0,91), Ávila (0,88), León (0,85), Palencia (0,76), Burgos (0,74) y Soria (0,63).


Más cerca de bajar al Nivel de Alerta 3


A excepción de los indicadores de las UCIS en las provincias de Ávila, Palencia, Segovia, Soria y Zamora, y de la tasa de IA a 14 días y de más de 65 años en Burgos, el resto de indicadores tanto por provincias como autonómicos están en disposición de permitir el paso al nivel de Alerta 3 (riesgo alto), frente al actual de Alerta 4, el máximo previsto.


Los valores medios de toda Castilla y León están todos en dicho nivel de Alerta 3, tras rebajarse la ocupación de camas de UCIS por debajo del 25% hoy.



Incidencia acumulada cyl 15 mayo