La Junta destina 1,9 millones a prácticas no laborales para titulados universitarios y de FP
Prácticas en un laboratorio

La Junta destina 1,9 millones a prácticas no laborales para titulados universitarios y de FP

El Consejo de Gobierno ha aprobado, esta mañana, subvenciones por un importe de 1.900.000 euros destinadas a las fundaciones generales de las universidades públicas de Castilla y León
|

El Consejo de Gobierno ha aprobado una subvenciones por un importe de 1.900.000 euros destinadas a las fundaciones generales de las universidades públicas de Castilla y León, para el desarrollo de programas de prácticas no laborables dirigidas a jóvenes titulados universitarios y de Formación Profesional de la Comunidad.


Las prácticas, que se desarrollarán en empresas de Castilla y León, pretenden mejorar la cualificación profesional y la empleabilidad de los jóvenes que hayan finalizado sus estudios recientemente.


El fin último de este programa es conseguir que un elevado porcentaje de los jóvenes participantes se inserte de inmediato o a medio plazo en el mercado de trabajo. Con este objetivo se pretende incrementar la cualificación laboral de los jóvenes titulados y hacerla coincidir con las demandas de los empleadores, de modo que las empresas puedan disponer de profesionales adecuadamente cualificados para cubrir sus puestos de trabajo y los jóvenes puedan acceder a un empleo estable y de calidad.


Las entidades que gestionarán este programa de prácticas serán: La Fundación General de la Universidad de Burgos, la Fundación General de la Universidad de León, la Fundación General de la Universidad de Salamanca y la Fundación General de la Universidad de Valladolid. Cada una de ellas recibirá una aportación económica de 475.000 euros para financiar los costes derivados del desarrollo de estas prácticas no laborales en empresas entre el 1 de marzo y el 31 de diciembre de 2021.


Las prácticas no laborales, que tendrán una duración mínima de 4 meses y máxima de 6 meses, están dirigidas a aquellos jóvenes que hayan obtenido un título universitario o de Formación Profesional o de las Enseñanzas escolares de régimen especial con posterioridad al 1 de enero de 2016 y antes de la fecha de la resolución de la subvención.


Deberán estar, además, en situación de desempleo e inscritos en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León en el momento de iniciarse las prácticas. Por otra parte, los destinatarios no podrán haber trabajado por cuenta propia o ajena, ni haber realizado prácticas por la titulación a la que acceden, con duración superior a 184 días.


Con cargo al programa, los alumnos participantes percibirán una prestación económica mensual en concepto de beca y deberán ser dados de alta como cotizantes en el Régimen General de la Seguridad Social. De estas gestiones deberán ocuparse las universidades que serán, además, las encargadas de realizar la selección de los titulados participantes y de las empresas en las que desarrollarán las prácticas.