El toque de queda y el confinamiento perimetral comienzan a dar frutos: "La curva se está aplanando"

El toque de queda y el confinamiento perimetral comienzan a dar frutos: "La curva se está aplanando"

|

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha explicado hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que las últimas medidas sanitarias adoptadas en la Comunidad Autónoma comienzan a dar sus frutos, a pesar de que la situaicónd e pandemia es "grave", con transmisión comunitaria generalizada. Y es que tras implantar el toque de queda y el confinamiento perimetral de Castilla y León, comienza a observarse "cierta contención": "La curva se está aplanando", asegura Casado, quien atribuye al "esfuerzo que están haciendo muchísimas persona" esta relativa mejoría.


Asimismo, el índice de reproducción del virus ha disminuido, y ya es del 1,01, con algunas provincias por debajo de 1. Sin embargo, la incidencia acumulada en los últimos 14 días sigue siendo "muy alta": en Ávila, de 659 casos por cada 100.000 habitantes; en Burgos, 1.055; León, 712; Palencia, 925; Segovia, 464; Soria, 538; Salamanca, 893; Valladolid, 759, y Zamora, 910.



No obstante, la consejera ha detallado que la presión sobre los hospitales sigue aumentando, puesto que quienes ingresan ahora se habían contagiado semanas atrás, por lo que la previsión es que la situación pueda empeorar. Se necesitan 2 ó 3 semanas para observar el cambio de la situación epidemiológica.


Por provincias, la tendencia es la siguiente: Burgos, en leve crecimiento; León, tendencia a la estabilización; Palencia, en tendencia decreciente; Salamanca, leve descenso; Segovia, leve descenso; Soria, discretamente creciente; Valladolid, ligero descenso, y Zamora, tendencia creciente. En la última semana, se han registrado 10.188 casos.


"Ese hambre que hemos tenido todos de normalidad pueden ser uno de los motivos de que la siembra en nuestra CCAA sea absolutamente generalizada", señala Casado.