Castilla y León cierra hostelería, restauración, centros comerciales y deportivos

Castilla y León cierra hostelería, restauración, centros comerciales y deportivos

|

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado esta mañana nuevas medidas restrictivas en la Comunidad Autónoma ante la grave situación de "riesgo máximo" en la totalidad del territorio castellano y leonés, que está saturando a marchas forzadas el sistema sanitario a causa de la pandemia de coronavirus. "Los profesionales de nuestro sistema sanitario se están dejando la piel con una presión nunca antes conocida", ha asegurado el presidente, quien ha comparecido en una rueda de prensa sin preguntas avalado por la presencia del Comité de Expertos.


Por ello, la Junta ha acordado hoy la clausura de la hostelería y la restauración salvo el servicio de comida para llevar y comida a domicilio; de centros y parques comerciales salvo bienes y servicios de primera necesidad y los establecimientos individuales de menos de 2.500 metros con acceso desde el exterior. Permanecerá abierto el comercio minorista. También ha anunciado el cierre de instalaciones y centros deportivos para la realización de actividad física que no sea al aire libre, salvo para la práctica de la actividad deportiva oficial. En todo caso queda prohibida la asistencia de público a eventos deportivos que no sean al aire libre.





Por último, se suspenden las visitas en las residencias de mayores y protección de menores con algunas excepciones. Estas medidas, que deberán ser sometidas a ratificación judicial, entrarán en vigor a las 00.00 horas del próximo viernes 6 de noviembre y se prolongarán durante 14 días naturales. Todas ellas están contenidas en la declaración conjunta entre el Gobierno de Castilla y León y los miembros del Comité de Expertos y deberán ser sometidas a ratificación judicial, según ha explicado el presidente de la Junta.


Fernández Mañueco ha subrayado que la declaración de estado de alarma actualmente vigente no permite ir más allá de lo hoy acordado, por lo que ha reclamado al Gobierno de España que asuma su responsabilidad y, bajo el control parlamentario, decrete las medidas que requiera la situación. “Le pedimos que actúe bajo los principios de máxima coordinación de toda España y garantice apoyos a los sectores productivos con dificultades en colaboración con las CCAA, como la extensión de los ertes y ampliación de la carencia de los créditos ICO”, ha señalado.


Por su parte la Junta de Castilla y León, según ha anunciado el presidente, ya tiene un principio de acuerdo en el Consejo del Diálogo Social para impulsar el Plan de Choque por el Empleo, dotado con 73,4 millones en ayudas, que contará con medidas en favor de la actividad productiva y el empleo, muy específicamente de la hostelería, un sector que según ha destacado Fernández Mañueco ha cumplido con responsabilidad las medidas de seguridad puestas en marcha los últimos meses, y que hoy se incrementan dado la necesidad de limitar al máximo los contactos sociales, también en el ámbito privado. Además de las ayudas de este plan, la hostelería tendrá acceso a medidas de apoyo financiero con interés cero y dos años de carencia.