Los sindicatos anuncian protestas en la Azucarera de Toro "para buscar la estabilidad" de sus empleos

Los sindicatos anuncian protestas en la Azucarera de Toro "para buscar la estabilidad" de sus empleos

|

Los representantes de UGT y CGT en el Comité de Empresa de la Azucarera de Toro han comenzado una serie de acciones encaminadas a concienciar a los trabajadores y de hacer ver a la empresa que sus decisiones sus empleos y que, según su criterio "no pueden hacerse de forma unilateral". El día 4 de noviembre de 2020 se situarán en la puerta de entrada de la fábrica (torno de entrada) en horario de 6 a 8h y de 14 a 16h, como medida de protesta, proporcionando la información necesaria a los trabajadores del porqué de sus actos y la necesidad inminente de los mismos.


Estos sindicatos han comenzado a movilizarse para buscar "la estabilidad y continuidad" de sus puestos de trabajo y los derechos de los trabajadores, "puesto que lo contrario repercute en la productividad de nuestra fábrica". "La destrucción del empleo conlleva siempre una pérdida de eficacia, eficiencia y efectividad de los trabajadores", añaden. 


Los principales motivos que les llevan a realizar las citadas acciones son: 

- Venimos sufriendo una reducción de plantilla continua, podemos entender la necesidad de rebajarla, pero nunca entenderemos la manera de llevarla a cabo. 

- Recibimos múltiples y continuadas quejas de los trabajadores, principalmente debidas a la presión, estrés y desmotivación por la situación actual. 

- El trabajo en campaña es el mismo, las inversiones y automatizaciones son mínimas y la mayoría enfocadas al ahorro energético, solamente tenemos reparto de tareas para los que nos quedamos. Hemos perdido engrasadores, cuchilleros, ayudantes de calderas, ayudantes de vigilante CR, sileros, limpieza coladores, limpieza filtros, encargado secaderos, lechada de cal, ahora turbineros. Ese trabajo no ha desaparecido, solo lo realizan otros a mayores. 

- En el resto de puestos de mano de obra y estructura exactamente lo mismo, en todos nuestros centros y departamentos sufrimos la desaparición de puestos, reorganización, y la única consecuencia, sobrecarga de trabajo y reparto de tareas para el resto. 

- Un mal relevo generacional de los Fijos Discontinuos; los trabajadores invierten mucho tiempo en aprender y enseñar para que al quinto año esos eventuales dejen de ser llamados porque a la empresa no le interesa cumplir el convenio y hacerles fijos discontinuos. Así no se consigue un compromiso con y para la empresa por parte de los trabajadores.