¿Qué tienen en común Pedro Sánchez, el Papa Francisco y la ciudad de Toro?

¿Qué tienen en común Pedro Sánchez, el Papa Francisco y la ciudad de Toro?

El regalo que el presidente del Gobierno de España daba hace una semana al pontífice: el Libro de Horas del Obispo Fonseca
|

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, obsequiaba el pasado sábado al papa Francisco con un facsímil de la editorial burgalesa Siloé, en concreto el Libro de Horas del Obispo Fonseca, una joya ganto-brujense del Seminario San Carlos, de Zaragoza.


Este manuscrito procede de la gran biblioteca del marqués de Roda y perteneció al obispo Juan Rodríguez de Fonseca, uno de los personajes más influyentes en la España de su tiempo nació en Toro en el año 1451. Fonseca fue canónigo y deán de la Catedral de Sevilla y obispo de Córdoba, Badajoz, Palencia, Rossano (en el reino de Nápoles) y Burgos. Como embajador de los Reyes Católicos viajó por toda Europa y sobre todo a los Países Bajos, en donde compraría tapices, retablos y este Libro de Horas, al que añadiría su heráldica. Más tarde el libro pasaría a manos del cardenal Odescalchi, futuro papa Inocencio XI.


Por ello, el alcalde de Toro, Tomás del Bien relataba hace unos días el legado de este importante personaje, que aún se mantiene en la ciudad. Del Bien recordaba, por ejemplo, el Hospital de la Asunción y Dos Santos Juanes, más conocido como Hospital De la Cruz, en cuyo proyecto se vuelca en 1518. De dicho lugar, además del edificio, se conserva el bello retablo en la Colegiata, obra de Lorenzo de Ávila. Los últimos estudios revelan también la hipótesis de que la procedencia de la Virgen de la Mosca está relacionada directamente con este obispo, pues sería un regalo de Margarita de Austria a la familia Fonseca.