La Junta financiará con 20 millones la contratación de 2.000 desempleados en entidades locales a través del Plan Choque por el Empleo
La consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno

La Junta financiará con 20 millones la contratación de 2.000 desempleados en entidades locales a través del Plan Choque por el Empleo

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado esta mañana las subvenciones del programa Covel, destinadas a la contratación de desempleados en las nueve diputaciones provinciales y en los dieciséis ayuntamientos de más de 20.000 habitantes
|

La Consejería de Empleo e Industria destina a esta iniciativa 20 millones de euros, con el doble objetivo de reducir el desempleo y colaborar con diputaciones y ayuntamientos en la prestación de servicios básicos que sean de su competencia, en especial, aquellos que tengan que ver con las necesidades y la protección social de  personas y colectivos más afectados por la crisis económica y sanitaria.


El Covel 2020 es una de las acciones contempladas en el ‘Plan de Choque por el Empleo’, incluido, a su vez, en el ‘Pacto para la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social’ que la Junta de Castilla y León suscribió, el pasado 17 de junio con la mayoría de los grupos parlamentarios. El Pacto preveía la constitución de un Fondo Extraordinario COVID-19 que contempla -entre otras medidas- la transferencia directa de una partida de 20 millones de euros a las entidades locales, con el fin de paliar las consecuencias laborales y sociales de la pandemia.


La medida ha sido, además, negociada con los agentes sociales en el seno del Diálogo Social y con la Federación Regional de Municipios y Provincias con quienes se han consensuado los criterios de reparto y las condiciones en las que se va a desarrollar el programa. Diputaciones y ayuntamientos tendrán hasta el 31 de diciembre del 2021 para gestionar esta ayuda y contarán con el anticipo del 100 % del importe de la subvención concedida. Se pretende, de este modo, facilitar la tramitación, ya que, como el resto de administraciones, las entidades provinciales y locales están atravesando dificultades derivadas de las necesidades extraordinarias generadas por la COVID-19.


Las ayudas van destinadas a la contratación de desempleados inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, preferentemente desempleadas de entre 35 y 45 años con cargas familiares; parados de larga duración (desempleados 12 meses en un período de 18 meses), con especial atención a quienes  hayan agotado sus prestaciones por desempleo y personas en riesgo de exclusión social; y mujeres sin titulación superior. Los contratos deberán destinarse a la realización de obras y prestación de servicios de interés general y social en el municipio o provincia beneficiaria.


La Junta de Castilla y León financiará una cuantía de 10.000 euros por cada contrato a jornada completa con una de duración de 180 días, lo que permitirá que 2.000 castellanos y leoneses, en situación de especial vulnerabilidad, dejen de estar en  desempleo para prestar un servicio de interés general y social, que, a su vez, contribuirá a favorecer la actividad económica.


Las corporaciones provinciales y locales podrán comenzar a gestionar este programa, de colaboración interinstitucional, en las próximas semanas; mientras, en el seno del Diálogo Social, continúan negociándose el resto de líneas del ‘Plan de Choque por el Empleo’. En su conjunto, este programa destinará más de 70 millones de euros a fomentar el empleo, impulsar la actividad económica y ayudar a trabajadores, empresarios y autónomos a superar la situación económica que están atravesando como consecuencia de la pandemia.


La distribución de fondos del plan Covel se ha hecho atendiendo a la media de desempleados inscritos como demandantes de empleo en el primer semestre de este año, dando como resultado la asignación que puede verse en el documento adjunto.