Los empresarios de máquinas recreativas piden un toque de queda más liviano ante la crisis de la hostelería

Los empresarios de máquinas recreativas piden un toque de queda más liviano ante la crisis de la hostelería

|

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Operadores de Máquinas Recreativas, AESOMAR, rechaza las últimas medidas impuestas por la Junta de Castilla y León a los negocios hosteleros por el grave impacto que está teniendo en las empresas de juego privado de la provincia. Por ello, los representantes de la asociación mostrarán este miércoles su solidaridad con el sector de la hostelería en una concentración que recorrerá en coche la capital salmantina.


A juicio de la presidenta de AESOMAR, Carmen Rodrigo, la Junta de Castilla y León “debería flexibilizar los horarios del toque de queda siguiendo el modelo en vigor en otras autonomías, que mantienen un horario de apertura más amplio”. En este sentido, señala que se limita la actividad económica de un sector cuando solo un 3% de los contagios proceden de la Hostelería, mientras se mantienen otro tipo de reuniones sociales que son más peligrosas.


En este sentido, la presidenta de los empresarios de máquinas recreativas de Salamanca ha calificado de “muy restrictivas” las condiciones actuales del toque de queda en Castilla y León hacia los bares y establecimientos hosteleros, que “agravarán una situación delicada para las pymes de un sector ya de por sí castigado por una importante caída de ingresos y de empleo, debido a las sucesivas restricciones de movilidad aplicadas en los últimos meses”.


Según las cifras de AESOMAR, el sector de juego privado en Castilla y León ha generado en 2019 un total de 2.000 de puestos de trabajo y un impacto económico en la Comunidad, vía impuestos, de 71,1 millones de euros.