Del 65% a apenas el 10%: las discrepancias entre el sindicato médico y Sanidad del seguimiento de huelga en Castilla y León

Del 65% a apenas el 10%: las discrepancias entre el sindicato médico y Sanidad del seguimiento de huelga en Castilla y León

|

La Consejería de Sanidad y CESM discrepan con las cifras de seguimiento de la huelga de médicos convocada para los martes laborables desde este 27 de octubre. No en vano, el sindicato médico ha cifrado el seguimiento en una media "por encima del 65 por ciento" en los centros hospitalarios e inferior en atención primaria debido a que muchos profesionales han optado por trabajar debido a la elevada carga de tareas por la pandemia del COVID-19, mientras que desde Sanidad hablan de "mínima repercusión" con un seguimiento del 10,44%. 


El secretario general de CESM en Castilla y León, José María Soto Esteban, ha advertido de que saben que el seguimiento de la huelga de ámbito nacional por parte de los facultativos "era difícil" ante la situación de pandemia, sobre todo en los centros de salud, donde "la atención sanitaria está tan saturada y por responsabilidad la gente ha ido a trabajar para no provocar un problema a sus compañeros".


En este sentido, el representante del sindicato médico ha apuntado que el seguimiento hasta las 12.30 horas de este martes ha estado "por encima del 65 por ciento" de media en centros hospitalarios, "muy superior" al de los centros de atención primaria, algo que ve "evidente" debido a la "sobresaturación" por la realización de pruebas PCR, labores de rastreo y la elevada afluencia de pacientes.


El representante del sindicato ha acusado además a la Junta de Castilla y León, que según CESM tiene intención de aplicar el decreto, de "entorpecer" el desarrollo de la negociación así como el seguimiento de este paro, al comunicar los servicios mínimos "a última hora" de este lunes.


Soto Esteban ha apoyado la responsabilidad de esos profesionales y ha destacado que muchos de esos profesionales que han optado por trabajar han hecho llegar comunicados con los que se adhieren a la protesta contra la normativa que permitiría la contratación como médicos especialistas de médicos sin la titulación MIR.


De hecho, se ha referido al caso concreto de una médico de Zamora que ha enviado un escrito en el que explica que "lo que cualquier médico defiende y entiende es que en un sistema nacional de salud especializado en que cada persona tiene unas competencias muy altas, cualquier médico no vale para cualquier cosa" y recalcaba que con esta normativa se vuelve a la sanidad de los años 50 o 60 del siglo XX, cuando se pretendía que todo médico pudiera hacer cualquier cosa".


Así lo ha destacado Soto Esteban, en un momento en que considera que hay personas que dicen que si a los médicos les plantean que trabajen "en cualquier especialidad" porque "es mejor un médico que cualquier otra cosa".


En opinión del sindicato, este Decreto es un intento de "destruir" el Sistema Nacional de Salud que "pone de manifiesto la incapacidad de las administraciones de resolver el déficit de profesionales sanitarios", algo que considera que no es una cuestión de normativa sino de que no se ofrece a los especialistas unas condiciones laborables adecuadas.


Sanidad


La Consejería de Sanidad, por su parte, en un comunicado asegura que han secundado la huelga un total de 679 facultativos de los 6.504 efectivos disponibles hoy en el turno de mañana. Por provincias, el seguimiento ha sido el siguiente: Ávila 7,98%, 19 médicos en huelga; Burgos 5,47%, 56 en huelga; León 12,36%, 130; Palencia 13,12%, 45 médicos; Salamanca 13,05%, 154 facultativos; Segovia 5,47%, 17; Soria 12,17%, 28; Valladolid 6,68%, 113 médicos; y Zamora 28,61%, 117.


La autoridad sanitaria entiende que ante el anuncio de una situación de huelga es imprescindible adoptar las medidas necesarias para asegurar el mantenimiento de los servicios públicos esenciales, de manera que, sin perjuicio de observar la regulación del derecho de huelga contenida en el ordenamiento jurídico, se atienda al interés general. 


En consecuencia, dicen, resulta imprescindible adoptar las medidas necesarias para asegurar el mantenimiento de los servicios públicos esenciales, de modo que, sin coartar los derechos individuales, se atienda al interés general, considerando los factores de hecho y criterios señalados en los siguientes párrafos para fijar los servicios mínimos.


Se ha considerado, en primer término, la duración temporal y los horarios en los que se ha desarrollado la huelga convocada, que con carácter general afecta a todo el personal sanitario del subgrupo A1 del Servicio de Salud de Castilla y León entre las 0:00 horas y las 24 horas del día 27 de octubre y sucesivos últimos martes de cada mes que no sean festivos. Se ha tenido en consideración la extensión territorial de Castilla y León, así como las características propias de la población de la Comunidad autónoma.


Por último, aunque no menos importante, se ha tenido en cuenta el estado de emergencia de salud pública en el que se encuentra la Comunidad de Castilla y León, generado por la evolución del coronavirus, que supone la adopción de medidas de contención extraordinarias por las autoridades de salud pública. Es necesario tener en cuenta de forma adicional el escenario marcado por las prioridades de salud pública, y el sistema excepcional de funcionamiento del Servicio de Salud que garantice la compatibilidad de la prestación de servicios públicos esenciales con la protección de la salud.