Hostelería de León pide aplazar el toque de queda a medianoche para “evitar un ocio descontrolado en entornos privados”
Campillo / ICAL. La hostelería de León sufre los efectos de la pandemia

Hostelería de León pide aplazar el toque de queda a medianoche para “evitar un ocio descontrolado en entornos privados”

La Asociación hostelera recuerda que el informe del Ministerio de Sanidad muestra que menos del 3,5 por ciento de los contagios se producen en bares y restaurantes
|

Hostelería de León mostró este viernes su rechazo a las medidas valoradas ayer en el Consejo Interterritorial de Salud y que afectan al sector, como el toque de queda hasta las 21 o 22 horas propuesto para Castilla y León, lo que “vuelve a situar el foco en el sector hostelero”, por lo que propusieron que se ponga como horario las 00 horas”, con el objetivo de “evitar un ocio descontrolado en entornos privados”.
Para la Asociación hostelera, “las medidas restrictivas y no propositivas mantienen la actitud culpabilizadora contra el sector que más pérdidas e incertidumbre está experimentando en esta pandemia, con miles de puestos de trabajo en juego”.


Por esta razón, Hostelería León recordó que las cifras, que analizó la plataforma Juntos con la Hostelería, del informe elaborado por el Ministerio de Sanidad, muestran que los contagios en reuniones familiares y de amigos en domicilios supera el 11,4 por ciento, “porque se desarrollan sin protocolos establecidos ni vigilancia y representan el espacio con mayor riesgo”, mientras que el índice de contagios en bares y restaurantes supone menos del 3,5 por ciento de los positivos por COVID-19”.


Sin embargo, lamentaron que “las restricciones se imponen a la hostelería, donde el propio informe reconoce que son lugares seguros, con menos de un caso por cada cien establecimientos, con protocolos de higiene y seguridad muy estrictos”.


Por esta razón, calificaron de “ineficaz, descontrolada e improvisada” la gestión de la pandemia en Castilla y León, donde apuntaron que existe “cierta inquina siempre hacia la hostelería”, ya que “mientras que el cierre total del ocio nocturno se decretó a mediados de agosto, tras dos meses está claro que se ha demostrado una medida inútil”.


Ante esta situación, Hostelería León se ofreció a ser “parte de la solución al problema”, al considerar que “la hostelería que hace las cosas bien puede aportar un ocio regulado para limitar al máximo las imprudencias que se producen en las reuniones sociales y familiares”, por lo que solicitaron que “si ven el toque de queda como una medida inevitable de implantar, pongan como horario las 00 horas”, con el objetivo de “evitar un ocio descontrolado en entornos privados”.