Esta es la situación actual de los municipios confinados en Castilla y León
FOTO: ICAL

Esta es la situación actual de los municipios confinados en Castilla y León

|

La Junta de Castilla y León ha publicado este martes el confinamiento de Burgos, que se une al de Aranda de Duero ya en vigor, así como la ampliación de las restricciones en León, Palencia, San Andrés del Rabanedo y Medina del Campo. 


Todas ellas, junto a las ya anunciadas y en mitad del intento de descenso en la incidencia, se mantienen atentas a su evolución para conocer el momento en el que se podrán levantar estas medidas y regresar a una 'nueva normalidad' que, eso sí, cada vez es más restrictiva tratando de evitar el aumento de la mortalidad y la presión hospitalaria en la comunidad. 


Y lo cierto es que, pese a ello, son varias las zonas con estas medidas que no logran rebajar su incidencia. León y Palencia, por ejemplo, mantienen tasas por encima de los 700 casos por 100.000 habitantes, según informó la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que también afirmó que en Salamanca la situación es bastante peor que el pasado jueves, cuando se anunciaron las medidas. No en vano, en aquel entonces la incidencia era poco superior a los 500 casos cuando ahora se encuentra en los 643. Burgos, por su parte, también ha superado los 500 por lo que ha pasado al confinamiento. 


Más allá de ello, Aranda de Duero se encuentra ahora en 608,72 casos en los últimos 14 días tras superar el domingo los 500, el límite que actualmente marca el confinamiento. La renovación en Medina del Campo ha tenido que darse también debido a que siguen en 687,47 casos por 100.000 habitantes, al igual que en San Andrés del Rabanedo, donde se dispara a los 777,4. 


Mejorando se encuentran, por su parte, Miranda de Ebro, según avanzó la consejera, que sin embargo cifró todavía la incidencia en más de mil casos, mientras que en Íscar la "tendencia es muy favorable" y en Pedrajas de San Esteban también "en comparación con cuando se iniciaron pero más lento su descenso". No en vano, todavía se encuentra por encima de los 900 casos. 


Quien sí parece que abandonará el rojo en el mapa COVID es San Pedro de Latarce, que ha declarado "pocos casos y esperamos que esta semana la mejora sea suficiente para levantar las medidas".