Unos curiosos visitantes se dejan ver por Tordesillas
Imagen: Ayuntamiento de Tordesillas

Unos curiosos visitantes se dejan ver por Tordesillas

|

Un rebaño de 1.000 ovejas, 200 cabras y 100 carneros han cruzado y han hecho parada para abastecerse de agua en la playa de Tordesillas, en su trashumancia de otoño desde el Parque Regional de Picos de Europa, en el municipio leonés de Boca de Huérgano, a su destino en el Espinar. Se trata del rebaño trashumante propiedad de la Asociación Concejo de la Mesta.


A su llegada a la playa de Todesillas, el alcalde Miguel Ángel Oliveira y el concejal Jesús Carro se han personado a saludar y dar la bienvenida a los pastores, entre los que se encontraba Jesús Garzón, presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza.


El inicio de la trashumancia en Castilla y León se remonta desde finales del siglo XIII, cuando se constituye la Mesta y se le otorga reconocimiento jurídico. Desde entonces su desarrollo se fue extendiendo en busca de pastos frescos donde pasar los veranos e inviernos. Castilla y León fue una región fundamental de paso hasta que en el siglo XX la llegada del tren marcó claramente la decadencia de este sistema de transporte.


Sin embargo, con la llegada del siglo XXI esta práctica se puso de nuevo de relevancia hasta que en el año 2004 la importancia de las enfermedades de transmisión animal marcaron su fin en Castilla y León. No obstante, la Junta levantó la prohibición en el año 2011 y Valladolid recuperará el lento transitar de las cabezas de ganado en el mes de octubre tras casi una década.