Del Olmo critica a Puente por "alardear" de una Valladolid a la vanguardia de la sostenibilidad cuando es "todo lo contrario"

Del Olmo critica a Puente por "alardear" de una Valladolid a la vanguardia de la sostenibilidad cuando es "todo lo contrario"

|

La presidenta del Grupo Municipal Popular, Pilar del Olmo, ha declarado, respecto a la participación del alcalde de Valladolid en el foro Green Cities en Málaga, que “a Puente lo que le gusta es hablar, pero hacer, no hace nada”. La concejal popular se refiere a las informaciones dadas por Óscar Puente en dicho foro sobre que Valladolid está a la vanguardia en sostenibilidad. “No sabemos a qué datos se agarra para hacer esa afirmación, porque lo que demuestran los hechos del alcalde y su equipo de Gobierno en nuestra ciudad es todo lo contrario”, explica Del Olmo.


Para argumentar su declaración, la presidenta de los populares en el Ayuntamiento menciona varios ejemplos de lo que el equipo de Gobierno no ha hecho en los cinco años que llevan gobernando. “En primer lugar, no han implantado ninguna medida de fomento a la instalación de placas solares para el autoconsumo (no tiene bonificación en el IBI, algo que sí ocurre en cerca de 50 municipios de más de 100.000 habitantes de España); no han puesto en marcha ninguna medida de apoyo al vehículo eléctrico y no han ejecutado ninguna gran zona verde en la ciudad, es más, las riberas de nuestros ríos Pisuerga y Esgueva, importantes pulmones de la ciudad, están en un total estado de abandono”. Para Del Olmo, todos estos ejemplos lo que demuestran es su bajo compromiso, ya que “hablan de que su prioridad es la sostenibilidad desde una concepción amplia, pero los hechos demuestran que se trata de pura palabrería y nulo compromiso con el medio ambiente”.


Otro ejemplo de que desde el equipo de Gobierno "hablan mucho y hacen poco" lo encuentran los populares en que “Puente habla de que Valladolid se ha creado un nombre en la Economía Circular pero debe ser solo eso, el nombre, ya que es la única capital de España y el único municipio de la provincia sin contenedor amarillo y sin recogida selectiva de plásticos y envases, lo que hace que nuestra ciudad esté al furgón de cola en reciclaje de envases. 


Flaco favor le hacen así a la sostenibilidad”, declara Pilar del Olmo. La Ley 22/2011, de residuos y suelos contaminados, en su artículo 21, establece que en 2015 deberá estar establecida la recogida separada para, al menos, los materiales siguientes: papel, metales, plástico y vidrio. “Una medida básica que en Valladolid no se está cumpliendo. Ante situaciones como esta, no sé cómo todavía pueden sacar pecho y tener la poca vergüenza de hacer declaraciones como que Valladolid está a la vanguardia en sostenibilidad”, sostiene Del Olmo.


Del compromiso con la sostenibilidad a la movilidad insostenible

Para Pilar del Olmo, la falta de compromiso de Óscar Puente y su equipo con el medio ambiente se observa también en los cambios sin planificación que han realizado en la movilidad de la ciudad. “No dejan de decir que los llevan a cabo para conseguir una ciudad más amable, con un aire más limpio. Sin embargo, los indicadores de la contaminación no respaldan sus afirmaciones”, dice Del Olmo. “Por mucho que se empeñen en negarlo, los atascos en Valladolid se han convertido en una realidad que no existía. Estos atascos conllevan que los coches estén parados más tiempo, con el motor encendido, lo que aumenta los niveles de contaminación”, subraya.


La presidenta de los populares en el Ayuntamiento se refiere a los estudios que demuestran que un coche medio (de unos 120 CV) con motor de gasolina consume 2,5 litros a la hora al ralentí, mientras que uno diesel consume 2 litros/hora. Un coche se mantiene parado en un semáforo hasta que se ponga en verde durante tres minutos, tiempo durante el que consume, según las cifras apuntadas, algo más de 0,1 litros. “Si lo multiplicamos por los minutos que cada coche tiene que estar parado a causa de los atascos y por los cientos de coches que circulan al día por Valladolid, son miles de litros y, en consecuencia, ingentes cantidades de sustancias contaminantes que los coches emiten y que, antes de los cambios en la movilidad, no emitían”, explica Del Olmo.


Participación de Óscar Puente en la Cumbre del Clima COP25

Pero las declaraciones del alcalde sobre las bondades de sus acciones en Valladolid para lograr que Valladolid sea “una referencia en materia ambiental y ambiciosa en todo lo que tiene que ver en la lucha contra la contaminación, en la preservación de la salud pública y el compromiso contra el cambio climático”, según sus palabras, viene de largo.


En diciembre de 2019, Puente participó en la Cumbre del Clima COP25, donde planteó sus recetas para hacer frente a la crisis climática y para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 desde las urbes. Sin embargo, “no ha sido capaz de elaborar una agenda 2030 municipal como sí lo han hecho muchos ayuntamientos. En aquel momento también declaró que nuestra ciudad ya tiene establecidas unas zonas de bajas emisiones, lo que no detalló es dónde se encuentran esas zonas”, sostiene la presidenta de los populares en el Ayuntamiento.


Óscar Puente también anunció en ese foro que no contemplaba la creación de un “Valladolid Central” y dijo que consideraba que con las medidas actuales era suficiente para garantizar la calidad del aire de los ciudadanos. “De nuevo sus discursos no se ajustan a los hechos, ya que las últimas actuaciones, con el gerente de AUVASA (uno de los artífices de Madrid Central) al mando, reflejan una copia del error que ha resultado ser Madrid Central”, comenta Pilar del Olmo.


Este viernes, en rueda de prensa, el acalde se vanagloriaba de que Valladolid es una de las ciudades mencionadas por Greenpeace como referente en la movilidad sostenible, “cuando en el informe de ‘Rankings de la movilidad en España’, de mayo de 2019, nuestra ciudad ni siquiera fue evaluada. Otra muestra más de la falta de rigor de Óscar Puente”, concluye Del Olmo.