La Junta decreta el confinamiento en Medina y El Carpio ante el preocupante aumento de positivos por COVID

La Junta decreta el confinamiento en Medina y El Carpio ante el preocupante aumento de positivos por COVID

En los últimos siete días, Medina Urbano ha registrado 123 casos y Medina Rural 63
|

La Junta de Castilla y León confinará en las próximas horas las localidades vallisoletanas de Medina del Campo y El Carpio ante el importante aumento de contagios de las últimas semanas y después de varias reuniones.


El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, aseguraba que las medidas decretadas en Medina del Campo se han adoptado “apoyadas siempre en en el criterio del Comité de Expertos”.  “Nosotros tomamos decisiones todos los días. Hoy tomamos la decisión de confinar Medina. Nunca nos ha temblado la mano para tomar estas decisiones. Somos una Comunidad que así lo hemos hecho cuando lo hemos  requerido asistidos porexpertos de salud pública y todos los que están en el Comité de Expertos”, afirmaba Igea ayer por la noche en un programa de televisión.


“Son medidas intermedias entre lo que pasó en Miranda y en Palencia. Habrá controles, se suspenden visitas a residencias, etc. La vida va a ser bastante normal pero con estas medidas restrictivas tanto en Medina como en El Carpio”, ha asegurado Guzmán Gómez, alcalde de Medina del Campo, en declaraciones a NoticiasCyL Valladolid.


A lo largo de esta semana se han producido varias reuniones, una el lunes pasado y otra ayer para valorar la situación epidemiológica de la zona. Fue ayer cuando en un encuentro entre el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñonez, además de los alcaldes de los ayuntamientos implicados, se tomaron estas medidas de contención para frenar el avance del virus.


“En Medina habíamos mantenido buenos datos hasta septiembre. En 18 días se ha disparado el número de casos. Entendemos que a nadie le gusta esta medida pero buscamos la salud de los medinenses y eso es lo principal. Intentamos que no se disparen esos datos y Medina vuelva a la normalidad cuanto antes”, finaliza el alcalde de la localidad pucelana. 


La Consejería de Sanidad publicará mañana las correspondientes órdenes en el Boletín Oficial de Castilla y León, entrando en vigor las actuaciones preventivas previstas desde ese momento y durante un plazo inicialmente establecido en catorce días.


De esta manera, las medidas contempladas para estos dos términos municipales se concretan en:


  • Se restringe la libre entrada y salida de personas en Medina del Campo y en El Carpio (Valladolid), salvo aquellos desplazamientos que, adecuadamente justificados, se produzcan por alguno de los siguientes motivos: asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; asistencia a la actividad lectiva presencial de los centros docentes que imparten las enseñanzas del artículo 3 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación; cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o empresariales; retorno al lugar de residencia habitual; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; por causa de fuerza mayor o situación de necesidad; y por cualquier otra actividad de análoga naturaleza.
  • La circulación por carretera y viales que transcurran o atraviesen estos municipios estará permitida, siempre y cuando tengan origen y destino fuera.
  • Se permite la circulación de personas residentes, si bien se desaconsejan los desplazamientos y realización de actividades no imprescindibles.
  • Se suspenden las visitas en los centros residenciales de personas mayores, salvo circunstancias individuales en las que sean de aplicación medidas adicionales de cuidados y humanización, que adoptará la dirección del centro. Asimismo, se suspenden las salidas de los residentes al exterior.
  • La participación en cualquier agrupación o reunión de carácter privado o no regulado en dichos municipios se limitará a un número máximo de diez personas, tenga lugar tanto en espacios públicos como privados, excepto en el caso de personas convivientes.
  • En los establecimientos de hostelería y restauración y sociedades gastronómicas, se deberán observar las siguientes medidas: el consumo en el interior de bares y cafeterías deberá realizarse sentado en mesa; en los restaurantes y sociedades gastronómicas está prohibido el consumo en la barra y en la zona de cafetería o bar; en todo caso, tanto en el interior de los locales como en las terrazas al aire libre, deberá garantizarse una distancia mínima entre mesas o agrupaciones de mesas de 1,5 metros, con un máximo de seis personas por mesa o agrupación de ellas; en todos los establecimientos de hostelería y restauración y sociedades gastronómicas, así como en terrazas al aire libre, no se permite el consumo de pie; y se extremará el uso obligatorio de mascarilla y la distancia interpersonal. Estas mismas medidas se aplicarán a todo establecimiento, actividad, instalación o terraza en el que se preste algún tipo de servicio de hostelería o restauración en Sotoserrano (Salamanca) y en Medina del Campo y en El Carpio (Valladolid).

Todos los ciudadanos han de colaborar activamente en el cumplimiento de estos preceptos, de manera que su incumplimiento individualizado podrá constituir infracción administrativa sancionable según establece el Decreto-ley 7/2020, por el que se establece el régimen sancionador específico por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención para afrontar la crisis sanitaria por la pandemia de la COVID-19 en Castilla y León.

La vigilancia, inspección y control del cumplimiento de estas medidas de contención corresponde a las autoridades estatales, autonómicas y locales según el régimen competencial aplicable; todas las administraciones colaboran para la resolución en el menor plazo posible de esta situación epidemiológica y la reversión de las medidas adoptadas.

No obstante y ante las actuales circunstancias, es imprescindible el compromiso individual para cumplir con las medidas básicas para la prevención de la COVID-19 (lavado frecuente de manos, distanciamiento físico interpersonal y uso obligatorio de mascarillas) e imperiosa la necesidad del cumplimiento social en lo referido a las obligaciones más específicas que se recogen en el Plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia de la COVID-19 en Castilla y León.

Es necesario apelar a la responsabilidad ciudadana para con el cumplimiento de estas medidas y de cualquier otras obligaciones al respecto, por cuanto son fundamentales para evitar la transmisión comunitaria, insistiendo en que todos y cada uno de los ciudadanos han de extremar la observancia de las medidas individuales y colectivas para frenar más contagios por SARS-CoV-2.