158 residentes inician su periodo de formación en hospitales y centros de salud de Valladolid

158 residentes inician su periodo de formación en hospitales y centros de salud de Valladolid

|

Un total de 158 profesionales sanitarios de las distintas especialidades de medicina, farmacia, psicología y enfermería inician hoy, en los hospitales y centros de salud de Valladolid, su periodo formativo por el sistema de residencia. Se trata de 87 licenciados en Medicina y Cirugía, 38 en Medicina de Familia y Comunitaria y 33 en cinco especialidades de Enfermería.


En concreto, 51 médicos comienzan su residencia en el Hospital Clínico Universitario, siendo Pediatría, con cinco, la especialidad más concurrida. En el Hospital Universitario Río Hortega inician su formación 36 facultativos MIR, siendo en este caso Anestesiología y Reanimación la especialidad más ofertada, con cuatro plazas.


La especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria cuenta con 18 nuevos residentes en la Unidad Docente del Área de Salud Valladolid Oeste, con el Hospital Universitario Río Hortega como referente. El Área Este contará con 15 nuevos médicos en formación con el Hospital Clínico Universitario como referente, así como con otros cinco adscritos al Hospital de Medina del Campo.


Por lo que respecta a las especialidades enfermeras, tres profesionales harán la de Salud Mental en el Clínico; dos la de Enfermería del Trabajo (una en cada hospital de la ciudad); seis en Enfermería Obstétrico-Ginecológica (cuatro en HURH y dos en Clínico); cinco en Enfermería Pediátrica (tres en HURH y dos en Clínico); y 17 en Enfermería Familiar y Comunitaria (11 en el Área Este y 6 en el Oeste).


En toda la Comunidad son un total de 583 los nuevos profesionales sanitarios que se incorporan a este periodo de formación especializada, la cifra más alta de la historia, casi un 30 por ciento más que en la última convocatoria, cantidad autorizada por la Consejería de Sanidad tras analizar las nuevas necesidades asistenciales surgidas a raíz de la pandemia por la COVID-19.


Esta oferta formativa especializada por parte de la Junta de Castilla y León forma parte del conjunto de actuaciones programadas para cubrir las necesidades de facultativos en los próximos años, al existir varias especialidades consideradas actualmente deficitarias por parte de la Gerencia Regional de Salud, como por ejemplo Medicina de Familia, Anatomía Patológica, Pediatría, Anestesiología, Radiodiagnóstico o Traumatología.


Mejores condiciones laborales y retributivas

La Consejería de Sanidad acaba de firmar el acuerdo con CESM y los residentes para mejorar las condiciones laborales y retributivas de este importante colectivo de profesionales. Así, en lo que respecta a materia salarial, se ha acordado incrementar la retribución por hora de guardia, conforme a los estudios comparativos del complemento de atención continuada por guardias de presencia física en los diferentes servicios de salud, hasta alcanzar la media actual de España para los días laborables, festivos y especiales de todos los años de formación.


Además, a partir del 1 de enero de 2021, el valor hora de atención continuada por guardias de presencia física será objeto de revisión anual, con el fin de que se mantenga en la media del valor reconocido en el resto de servicios públicos del Sistema Nacional de Salud.


El segundo apartado del acuerdo se centra en materia formativa. Así, se garantizará por ejemplo la representación de los residentes en todas las Comisiones de Docencia de Castilla y León, en número de tres a cinco vocales, elegidos por los propios residentes.


Además. se acuerda velar por que se lleve a cabo la efectiva supervisión y tutorización del residente, en el marco de su programa de la especialidad, así como el Plan de Gestión de la Calidad Docente a lo largo de todo el periodo de formación, mediante el compromiso de potenciar las figuras docentes.


Y en tercer lugar el acuerdo con los residentes recoge mejoras en materia laboral, particularmente en materia de descansos, en las mismas condiciones que el personal sanitario estatutario, para lo cual se dictarán instrucciones de obligado cumplimiento en todos los centros.


Se garantizará asimismo la estabilidad laboral, con una oferta anual de OPE y un concurso de traslados abierto y permanente, como mecanismo óptimo de fidelización, que permita conseguir una estabilidad laboral y el compromiso con el Sistema Sanitario de Castilla y León.