La Junta otorga 1,9 millones a las Cámaras de Comercio para el ejercicio de sus funciones público-administrativas
Una actividad de las Cámaras de Comercio

La Junta otorga 1,9 millones a las Cámaras de Comercio para el ejercicio de sus funciones público-administrativas

El Consejo de Gobierno ha autorizado esta mañana una subvención por importe de 1,92 millones de euros al Consejo de Cámaras de Comercio de Castilla y León para su distribución entre las entidades de la red cameral
|

La ayuda que va a otorgar la Consejería de Empleo e Industria a las organizaciones camerales a través de su máximo órgano de representación, coordinación y relación se enmarca en la Ley 8/2018, de 14 de diciembre, por la que se regulan las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Servicios de Castilla y León y el Consejo de Cámaras de Castilla y León. Este texto mandata a la Junta a prestar una financiación estable a estas entidades para garantizar el correcto desempeño de las funciones que tienen atribuidas normativamente.


Las Cámaras Oficiales de Comercio e Industria de Castilla y León son corporaciones de derecho público creadas con los fines de representación, promoción y defensa de los intereses generales del comercio, la industria y los servicios, así como de prestación de servicios a las empresas que ejerzan estas actividades. Desempeñan un papel clave en el desarrollo de iniciativas de apoyo al tejido empresarial para el incremento de su competitividad, el fomento de la innovación o la implantación de la economía digital en sus modelos de gestión.


Asimismo, colaboran con la administración en otras tareas relevantes, como la organización de la formación práctica en los centros de trabajo; en la información, difusión y colaboración en los procesos de acreditación y evaluación de competencias profesionales, o en la promoción del emprendimiento y la sucesión empresarial.


Para garantizar el desarrollo de estas funciones, el departamento que dirige Carlota Amigo va a conceder una ayuda de 1,9 millones de euros a la red de cámaras de Castilla y León, a través del Consejo de ámbito autonómico, que procederá a su asignación entre las distintas entidades conforme a lo estipulado en su Reglamento de Régimen Interior.