Casi 2.000 participantes en las actividades del programa de prevención de delitos de odio en la provincia

Casi 2.000 participantes en las actividades del programa de prevención de delitos de odio en la provincia

|

Un total de 1.926 personas han participado en las distintas actividades -exposición, talleres y actividades formativas- organizadas dentro del Programa de Prevención de Delitos de Odio del área de Bienestar Social de la Diputación de Salamanca desarrollado durante el pasado 2019 en la provincia, según los datos del balance presentados en la Comisión de Bienestar Social.


El programa, en el que la institución provincial fue pionera, tiene como objetivo fundamental prevenir el discurso de odio vinculado a ciertos prejuicios como el color de la piel, el origen, la religión, la orientación sexual y la discapacidad física o intelectual, entre otros.


Padres y madres de chicos de 15 municipios, en total 186, asistieron a los talleres sobre menores e internet en los que se prestó atención a los nuevos riesgos vinculados a los ciberdelitos, así como a cuestiones como la privacidad de los menores en la red y los nuevos delitos cometidos en la red a los que están expuestos los jóvenes.


Con relación a la exposición educativa ‘El mapa de la intolerancia’, dirigida a alumnos de educación secundaria, se desarrolló en colaboración con la entidad ‘Movimiento contra la intolerancia’ y recorrió un total de 10 municipios, donde fue visitada por un total de 1.393 alumnos.


La exposición, integrada por 25 paneles fotográficos en los que se abordaban en tres bloques temáticos manifestaciones intolerantes -racismo, xenofobia, antisemitismo…-, violencia y derechos humanos, se completaba con una explicación para clarificar cuestiones en torno al acoso escolar, la resolución pacífica de conflictos y la protección de derechos humanos y valores democráticos como la tolerancia, la interculturalidad y la diversidad religiosa.


El Programa de Prevención de Delitos de Odio también incluyó el desarrollo del taller de sensibilización ‘Convivir sin prejuicios’, que se puso en marcha con el objetivo de sensibilizar a la población sobre los valores de tolerancia, solidaridad y protección de los derechos humanos, así como prevenir la propagación de ideas y prejuicios que fomenten el odio hacia determinados colectivos. Este taller se impartió en 14 municipios y contó con un total de 222 asistentes.


Las acciones formativas del programa se completaron con el desarrollo de la I Jornada Formativa ‘La intervención social frente al discurso y delitos de odio. Avances y retos’ en la que participaron más de un centenar de profesionales de diferentes administraciones públicas, así como de entidades no gubernamentales, y con la puesta en marcha del Seminario de ‘Sensibilización y detección del discurso y delitos de odio’, dirigido a profesionales de Trabajo Social y Animación Comunitaria de la red de atención primaria de servicios sociales y a profesionales de los equipos especializados. Esta actividad contó con la participación de un total de 25 profesionales.