El exponencial crecimiento de los ingresos en los hospitales que se dispara semana tras semana

El exponencial crecimiento de los ingresos en los hospitales que se dispara semana tras semana

|

La preocupación por el cariz que está volviendo a tomar el coronavirus es más que lícita a tenor de los datos. Más allá de los contagios, marcando récords debido también a la gran cantidad de asintomáticos a los que se consigue localizar, el dato quizás más exacto para conocer la situación de la pandemia, los ingresos, también están alcanzando cotas preocupantes. 


Desde hace ya más de un mes, los pacientes ingresados no paran de crecer en Castilla y León. Lo hace, además, en todos los hospitales. Aunque en algún lugar haya empezado a aumentar antes, tarde o temprano, todos los centros hospitalarios están sufriendo una nueva presión asistencial con una curva creciente constante que, si bien no es vertical como lo fue en marzo y abril, sí deja datos para reflexionar una vez más. 


En las tres semanas de septiembre, el crecimiento una a una ha sido claro en el número de ingresos. Lejos de los datos de altas, más bajo también que estos, los datos de personas que tienen que ingresar al menos una noche en alguno de los hospitales de Castilla y León está tomando carices muy preocupantes, especialmente para los sanitarios que deben soportar la carga. 


Así, en la primera semana de septiembre, cuando desde la Junta ya comenzaron a mostrar un temor al aumento, hubo 237 ingresos por coronavirus en solo una semana. La siguiente ya aumentó a 301 y la última ya dobla a la primera: 445 ingresos en planta solo en una semana, una media de 63 personas por día en las nueve provincias. 


Ello ha llevado a que la situación de los hospitales sigue aumentando su presión diariamente. Desde la Junta, el vicepresidente, Francisco Igea, ya volvió a llamar a la responsabilidad a través de las redes sociales a la sociedad para evitar que la curva siguiera en aumento y provocara que en solo un mes los ingresados llegaran a 1.500. De momento, en los últimos datos aportados por la Junta, son ya más de 600.