¿Cómo están divididas las urgencias de Salamanca en tiempos de Covid?

¿Cómo están divididas las urgencias de Salamanca en tiempos de Covid?

|

El doctor del Servicio de Urgencias del Complejo Universitario de Salamanca, Jorge García Criado, ha publicado un hilo en Twitter en el que explica el funcionamiento de estas durante las presentes fechas de pandemia. 


En su información explica que existen tres centros con urgencias. El primero es el hospital Virgen del Castañar que actualmente funciona de 8 a 15 horas, de lunes a viernes, mientras que fuera de ese horario los festivos los encargados de la asistencia urgente se da en Atención Primaria. 


Ya en Salamanca, el hospital Virgen de la Vega, donde no se atienden pacientes de coronavirus, "aunque en la práctica, todos los días tenemos algún caso" tiene los servicios de Nefrología, Neurocirugía, Neurología, Oftalmología, Traumatología y Urología


El hospital Clínico, mientras, cuenta con dos zonas diferenciadas como son el área Covid y el área 'limpia'. En la primera se cuenta con camas para los pacientes más graves y dos consultas para los menos graves y ambulantes. Allí no se admiten acompañantes salvo en circunstancias muy especiales y son los médicos los que se encargan de informar de manera telefónica a los familiares. 


En la segunda se cuenta con una zona de monitorización para pacientes inestables, dos zonas de observación y las consultas de Cardiología, Cirugía, Medicina Interna, Digestivo, Neumología, Cirugía vascular, Cirugía plástica, Psiquiatría, Dermatología, Hematología, Oncología, Otorrino y aquellas que tienen sus propias áreas como Pediatría o Ginecología. Entonces.


En ambos casos se recomienda acudir al hospital en el que se encuentra la especialidad ya que es donde se encuentra el doctor que te atenderá y "es más rápido y más comodo para todos estar allí donde está el especialista". 


En todas las zonas, evidentemente, existe, además, personal de enfermería, TCAE, celadores y administrativos, así como limpieza y seguridad. "Brutal su trabajo", reconoce García Criado, que reclama "un uso racional y adecuado de los recursos (escasos) de los que disponemos".