Las bandas de música del coso (7ª y última parte)
Foto: Archivo Plaza de Toros

Las bandas de música del coso (7ª y última parte)

|

Finalizamos esta serie sobre los 130 años del coso del Paseo de Zorrilla, en la semana de “No ferias”. Tan sólo en 1936 no hubo toros en Valladolid. Esperemos que no se repita nunca jamás.


La Asociación Musical Iscariense (AMI), es la banda titular del coso desde 1996. Angel Gallego, (empresario de ambas plazas y a instancias del ex alcalde Alejandro García) fue quién introdujo a los músicos de la villa maderera. Primero con el maestro Eugenio Gómez hasta su jubilación en 2007. En la actualidad, la asociación de músicos la dirige José Luis Gutiérrez.


Desde tiempos inmemoriales, los músicos que actuaban en la plaza de toros procedían de la milicia. Valladolid nunca contó con banda municipal. Los músicos que interpretaban los pasodobles procedían, en su mayoría, del Regimiento de Infantería San Quintín 32, cuyos componentes eran músicos profesionales.

El maestro Eugenio Gómez, quien llegó al citado Regimiento en 1977, nos recordaba que el director de esa época era el maestro Firmo, procedente de la antigua “Banda Los Picios”. Luego se haría cargo de la banda el maestro Justo Chico, militar del Regimiento. También nos recordaba el veterano profesor y compositor abulense que las bandas que interpretaban conciertos habitualmente en el “Campo Grande”, procedían de la milicia, y por ende es de suponer que muchos de sus componentes hacían “bolos” en la plaza de toros.


2001: Fallece Carlos Gallego

No podemos pasar por alto la tragedia que vivió la familia Gallego Rubio cuando, en plena feria taurina de 2001, recibieron la terrible pérdida del hijo menor del matrimonio. Carlos Gallego, de veintiocho años de edad, falleció en plena juventud tras haber sido operado en tres ocasiones de un tumor cerebral. Carlos había sacado peritaje agrícola y era un gran aficionado a los toros. Su hermano Angel y él estuvieron estrechamente vinculados a su padre con las tareas de gestión de las plazas de toros y los apoderamientos. Vaya nuestro recuerdo para él.


La banda de música de Iscar (AMI), es la titular del coso vallisoletano desde 1996



Iscar, mención aparte

Angel Gallego, en solitario, gestionó Iscar junto a sus hijos Angel y Carlosdurante varias temporadas, elevando al coso de la villa maderera a su máximo esplendor, apoyado por el entonces alcalde y buen aficionado Alejandro García. En 1989 y 1990, Gallego fue asesor del Consistorio, quién figuró como gestor. Posteriormente en calidad de empresario. Se iniciaba una nueva y brillante etapa taurina que duraría hasta 2007.


Por Iscar, desfilaron las máximas figuras del toreo

Durante esos años hicieron el paseíllo en el coso iscariense las máximas figuras del toreo, con auténticos llenazos en la antigua plaza. Angel Gallego obtuvo el reconocimiento de la afición, siendo galardonado el coso iscariense por la revista taurina 6toros6 como mejor plaza de tercera en España.


En 2008 se inauguró el nuevo coso cubierto con Manolo Sánchez de empresario. Posteriormente, tras la grave crisis económica de esos años, la asistencia de público mermó considerablemente y la plaza tomó otro rumbo, cambiando cada temporada de empresario.


Tauroemoción, en los dos últimos años, logró captar la atención del público con  carteles atrayentes ofrecidos en una corrida de toros y otra de rejones, además del concurso de cortes, pero insuficientes para mantener una feria de cinco festejos como los que se venían ofreciendo. Los tiempos y el público han cambiado por completo en torno a latauromaquia.




Iscar inauguró su coso cubierto en 2008, y fue la plaza más importante de la provincia en la década de los años 90 y buena parte del 2000


FOTO PARA TEXTO PLAZA DE TOROS FOTO BANDA MUSICA 3 (P7)


Laguna de Duero y otras plazas

El empresario riosecano también se hizo cargo de la plaza de toros de Laguna de Duero entre 1997 y 1999. Marcó un hito en la feria de 1998 montando una novillada con El Juli, (ocho días antes de la alternativa en Nimes) y una corrida de toros con José Tomás, El Tato y Rivera Ordóñez. También pasaron por el coso de la localidad ribereña Litri, Jesulín, El Cordobés y Morante.


La burgalesa Roa de Duero fue otra de las plazas gestionada por Angel Gallego durante las temporadas de 2003/04/ y 05.


El reencuentro del torero y su apoderado

No faltaron conversaciones y anécdotas en nuestro encuentro con los gerentes taurinos sobre el momento estelar que los dos paisanos vivieron en la etapa que estuvieron unidos por el toreo. Angel Gallego  inició el apoderamiento de Jorge Manrique en 1992, tras su triunfo en la feria de ese año. Le siguieron las temporadas completas de 1993, 94 y 95.


Ángel Gallego apoderó a Jorge Manrique durante las temporadas entre 1992-1995. En la década del 2000 a Leandro y a César Manrique


FOTO PARA TEXTO PLAZA DE TOROS FOTO INTERIOR PLAZA 4(P7)


Jorge ya estaba curtido tras siete años de alternativa, y en Gallego y sus hijos, además del paisanaje y amistad, encontró la piedra angular para completar unos años de intensa actividad. “Fueron -dijo el torero de La Seca- los mejores años de mi carrera. Llegué a torear hasta veinticinco corridas de toros en una temporada, algunas de ellas en ferias importantes”.


También gestionó Gallego el apoderamiento de otros dos diestros vallisoletanos: Leandro Marcos, desde su debut con caballos en 1999, y al paisano Cesar Manrique desde becerrista, y en las temporadas 1993/94 ya con picadores. Ambos matadores de toros están retirados, aunque vinculados al mundo del toro y de los caballos respectivamente.


Hablamos pues de un personaje interesante del mundo taurino en Valladolid. Angel Gallego, ha sido un empresario y apoderado serio, responsable y comprometido con todo aquello con lo que se implicaba. Es cierto que, aparentemente, le cuesta sonreír, aunque en la distancia corta y en confianza la cosa cambia.

Tampoco le gustó estar en la primera línea de la información; prefirió siempre la trinchera. Pero, los que lo conocemos de años sabemos de su capacidad y, sobre todo, de su honestidad y franqueza en un negocio como el taurino donde, a veces, la transparencia cristalina brilla por su ausencia.


FOTO PARA TEXTO PLAZA DE TOROS FOTO EXTERIOR PLAZA COLAS TAQUILLAS 5 (P7)




Tras la grabación del reportaje, llegaron las greguerías de rigor entre el empresario-apoderado y el torero-gerente. Amena e inédita fue la charla entre ambos que, con unas cañas de por medio, sirvieron para recordar el pasado, refrescar el presente y vislumbrar el futuro taurómaco, que es negro, negro.

Y aquí la discreción es absoluta por parte del reportero, quién fue fiel testigo. Pero tuvo su enjundia esta reunión posterior al reportaje que daría para escribir un libro. Fue un rato delicioso el vivido en el viejo coso vallisoletano.


Suerte y salud para ambos. Y uno que lo vea por mucho tiempo. ¡Viva el toreo!


GALERÍA DE IMÁGENES


Bibliografía:

Emilio Casares: “Historia de la plaza de toros de Valladolid” (1890-1990) editado con motivo del centenario del coso.(Ayuntamiento de Valladolid, Junta de Castilla y León, Diputación de Valladolid, Delegación del Gobierno en Castilla y León y El Corte Inglés). Ricardo Furones: “Valladolid: toros y toreros 1890-2004” (Diputación Provincial de Valladolid). “Los Toros” (“El Cossío”), de Espasa Calpe. www.taurologia.com. vallisoletvm.blogspot.com. Web de La Maestranza de Sevilla.


Fotografía: Natalia Calvo. Fermín Rodríguez. Libro Emilio Casares. Archivo Municipal. Archivo plaza de toros y Museo del Toro de Valladolid. Archivo enfermería del coso. Archivo familia Jumillano. Archivo familia Gallego Rubio. Archivo María Antonia Martín. Infovalladolid.es. Mariano González Egea. Eugenio Gómez, ex director de la Banda Municipal de Iscar. Purita Linares, Saray, Mario Campillo y Rodolfo Pascual nos cedieron sus fotos, así como el empleado del coso Jesús Ignacio Lázaro. Archivo NCYL.