La inspección obliga a un instituto de Laguna de Duero a tener clases por las tardes a cuatro días del inicio del curso

La inspección obliga a un instituto de Laguna de Duero a tener clases por las tardes a cuatro días del inicio del curso

|

A tan solo cuatro días del inicio del curso para las enseñanzas de Bachillerato, el próximo lunes 14 de septiembre, la incertidumbre planea ahora sobre los institutos.


Así se pone de manifiesto en el caso del IES María Moliner de la localidad vallisoletana de Laguna de Duero que anunciaba ayer, a través de su página web, que debido a las necesidades derivadas de la aplicación del protocolo Covid, durante el próximo curso los alumnos de bachillerato tendrán clases lectivas en horario de tarde, según ha podido saber Noticiascyl, de 16:00 a 22:00 horas. Además, no habrá transporte escolar para los alumnos que se desplazan desde Boecillo y Viana.


El instituto ha informado que se trata de una decisión tomada por la inspección de Educación, ayer a las 12.30 horas de la mañana, ante la imposibilidad de espacio, ya que solamente habrá 15 niños por clase. El centro lamenta la falta de información y asegura que ante tal decisión tendrá que volver a organizar todo.

Los padres han mostrado su queja por dejar "sin margen de maniobra" a las familias y a los alumnos y, entre otras cosas, "sin ningún tipo de comunicación con respecto al horario ni al transporte escolar para los alumnos que tienen que desplazarse de su domicilio familiar por no existir Bachillerato en su localidad". 


La madre de uno de los alumnos del IES María Moliner ha expresado su malestar a Noticiascyl ya que muchos de los alumnos tienen prácticas deportivas y/o actividades extraescolares en horario de tarde y "se están pisando sus derechos a realizar dichas actividades y a realizar sus clases lectivas en horario de mañana como cualquier otro alumno, pues ellos echaron la matrícula en un instituto cuya oferta lectiva era en horario de mañana". A todo ello se une también las consecuencias que este horario tendrá en la conciliación familiar. 


Ante la queja interpuesta por los padres, la Dirección Provincial de Educación ha contestado que la aplicación de la normativa ha llevado a los centros a tener que realizar una nueva distribución de grupos de alumnos y espacios, en el caso del IES María Moliner, "cumplir simultáneamente ambas condiciones implica no poder atender a todo el alumnado en horario matinal. Hasta las 22h del 10 de septiembre el Equipo Directivo, junto con el Área de Inspección, han estado intentando reubicar a todo el alumnado en el centro en el horario habitual, sin que se haya podido conseguir por falta de espacios. Ante ello, se opta por trasladar a los grupos de Bachillerato, enseñanza no obligatoria, al horario vespertino y proceder lo antes posible a la difusión de esta información". 


Además, en ese escrito remitido por la Dirección Provincial, se informa de que "tras la publicación del Acuerdo 49/2020, una vez ajustados grupos y espacios del centro, éste deberá proceder a la modificación de su Plan de Inicio. En relación a la imposibilidad de compatibilizar la enseñanzas deportivas con el horario vespertino, se ha indicado al centro que informe a las familias de la posibilidad de una solicitud excepcional de cambio de centro en beneficio del alumno".