Los sindicatos denuncian la situación de Correos con los mismos contagios en el último mes que en los cinco anteriores

Los sindicatos denuncian la situación de Correos con los mismos contagios en el último mes que en los cinco anteriores

|

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT han denunciado que la curva de contagios de Correos se ha disparado en el verano y en solo cuatro semanas la empresa acumula ya tantos casos de contagio con en los cinco meses anteriores de la pandemia. En concreto, según comentan, acumulan más de 1.000 casos positivos y de 4.000 casos de cuarentena. 


Para ambos sindicatos esta situación es extremadamente grave y señalan al presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, como su principal causante. "Su estilo personalista, que le ha llevado a tomar decisiones contra el criterio de los profesionales de Correos priorizando el negocio a la salud, ya pusieron en riesgo la salud y la vida de los más de 50.000 trabajadores en la primera oleada de contagios de marzo, colocando a la plantilla de Correos como el segundo colectivo en COVID-19 tras el sanitario", comentan. 


De hecho, le acusan de "gastar partidas millonarias en autobombo y cortinas de humo, en las que antepone a la salud del colectivo su principal objetivo que no es otro que el de salvar su imagen personal mediante campañas publicitarias masivas. Los altísimos índices de contagio en Correo lo dicen todo". 


Las organizaciones sindicales denuncian que los protocolos preventivos son "claramente insuficientes" y "la estrategia de intencionada ocultación y manipulación de datos que viene practicando la compañía, a instrucciones de su presidente para acallar las voces críticas de CCOO y UGT". 


CCOO y UGT han exigido medidas urgentes para la reversión de la situación, además de racionalizar la actividad de modo que se eviten los hacinamientos. "De seguir aplicando las actuales medidas y protocolos, es previsible que los contagios sigan multiplicándose, algo que es una gravísima irresponsabilidad porque se está poniendo en peligro la salud y la vida de más de 50.000 trabajadores y de sus familias, además de existir un riesgo de extensión de contagios para los millones ciudadanos a los que llegan diariamente en todo el Estado". 


Así, comunican que no descartan una demanda judicial ante el director de Correos por "ocultamiento de datos, irresponsabilidad en la gestión pública y daños graves a la plantilla".