Zamora vive su festividad de la Virgen de La Concha más atípica marcada por el coronavirus

Zamora vive su festividad de la Virgen de La Concha más atípica marcada por el coronavirus

|

Ocho de septiembre. Una fecha muy especial para todos los zamoranos, que este año se vive extraña. Los vecinos de Zamora no podrán besar a su patrona la Virgen de La Concha, los gigantes y cabezudos no desfilarán por las calles de la ciudad, y la capital no podrá imbuirse con el olor de los dulces y la carne a la brasa del mercado medieval.


Zamora vive una Concha triste, pero sí podrá encontrarse con su querida patrona, al menos, en una eucaristía, que tendrá lugar a las 20.00 horas en la iglesia de San Vicente. Un pequeño halo de normalidad en estas atípicas fiestas, donde la llamada general de instituciones y servicios sanitarios es de precaución, evitar aglomeraciones y seguir todas las normas sanitarias. 


Ahora solo queda esperar con prudencia y paciencia a que las Fiestas de la Concha de 2021 todo vuelva a la normalidad. ¡Felices fiestas zamoranos!