Castilla y León, Madrid y Castilla La Mancha se unen frente al Covid

Castilla y León, Madrid y Castilla La Mancha se unen frente al Covid

|

Mejorar y reforzar la coordinación y cooperación en la lucha contra la pandemia originada por la Covid-19 es el motivo del encuentro celebrado hoy en Madrid entre las comunidades madrileña y las de Castilla y León y Castilla-La Mancha, cuyos máximos responsables han acordado la creación de grupos trabajo para iniciar un senda de trabajo conjunto, primero en las áreas de sanidad y educación, pero a las que seguirán otras en otros ámbitos muy diversos.


Así lo han dado a conocer esta tarde, a través de una comparecencia telemática desde la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional madrileño, la presidenta de Madrid, la 'popular' Isabel Díaz Ayuso, y sus homólogos en Castilla y León y Castilla-La Mancha, el también dirigente del PP Alfonso Fernández Mañueco y el socialista Emiliano García-Page, respectivamente, en el marco de la cita acordada ya la semana pasada para analizar la colaboración de los tres territorios frente a la crisis sanitaria y económicas originada por la Covid-19.


Fruto del encuentro, con participación de los respectivos consejeros de Sanidad y Educación, las tres CCAA, a semejanza de cuando este verano suscribieron un protocolo de actuación contra los incendios forestales, han acordado mantener próximas reuniones, junto con los consejeros, en Castilla y León y Castilla-La Mancha en materia de Transporte, Empleo y Economía así como que continuarán a través de grupos de trabajo la coordinación para que las normativas serológicas anticovid vayan coordinadas.


En este sentido, tal y como ha explicado a través de un comunicado conjunto, han acordado que se organizarán encuentros, a través de las nuevas tecnologías, entre responsables Covid de los centros educativos, para compartir experiencias. También habrá este trasvase de información en otros ámbitos.


Asimismo, han establecido que facilitarán el intercambio de prácticas para los alumnos de FP entre empresas de las tres autonomías, ya que el virus "ha perjudicado la celebración" de las mismas.


Además, se han comprometido a compartir estudios de seroprevalencia y de rastreo, en especial para analizar la movilidad entre las tres regiones y a realizar sistemas de evaluación diaria e intercambio de información sobre la evolución de la epidemia.


En su comparecencia ante los medios, el mandatario castellanoleonés, Alfonso Fernández Mañueco, no ha dudado al calificar el encuentro a tres bandas como "uno símbolo" no solo para los tres territorios sino para el país de que "juntos son más fuertes y pueden hacer las cosas mucho mejor" y que gobernar desde la moderación supone "mojarse por las personas".


Fernández Mañueco, cuya intervención ha cerrado el acto, ha subrayado que la línea de trabajo ahora iniciada en materia sanitaria y de educación abre el horizonte a un trabajo futuro, también coordinado, en otras áreas como la economía, el empleo y el transporte.


"La coordinación y la unidad de acción es la mejor estrategia para dar una respuesta común a un enemigo común", ha destacado el presidente de Castilla y León, y es ahí donde, una vez más, ha demandado la colaboración del Gobierno de Pedro Sánchez para que esté en primera línea de fuego, algo que, como así ha incidido, está haciendo el Ejecutivo autonómico desde el inicio de la crisis al poner como "compromiso ético irrenunciable la vida de las personas".


"De lo que se trata, en definitiva, es trabajar con más eficacia para evitar la expansión del coronavirus en los tres territorios, pues ser vecinos es sinónimo de colaboración", ha resumido el presidente de Castilla y León, quien no ha desaprovechado la ocasión, una vez más, de solicitar la colaboración también de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) para velar por el cumplimiento de los periodos de cuarentena en casos sospechosos y positivos.


MEDIDAS PARA 11 MILLONES DE HABITANTES
Por su parte, la presidenta de Madrid ha hecho también alusión a los lazos de distinta índole, no solo geográficos, que unen a las tres comunidades limítrofes y por ello, en aras a ese espíritu de colaboración que ha presidido distintos protocolos de éxito entre ellos, como el último contra los incendios forestales, ha subrayado la necesaria coordinación "de un amigo común, el Estado de las Autonomías, frente a un nuevo enemigo" para garantizar el éxito en una zona que aglutina a 11 millones de habitantes.


En la misma línea, el socialista Emiliano García-Page ha quitado al encuentro mantenido este lunes la etiqueta de "excepcional" para enmarcarlo en ese trabajo coordinado que las tres autonomías vienen desplegando desde hace cuarenta años, dado que comparten una "conciencia de país, ven que el Estado de las Autonomías no es un problema" y que cuentan con más coincidencias entre ellas, en especial las dos castillas debido a su gran extensión territorial.


"No estamos como en marzo, pero tampoco podemos confiarnos, y por eso es preciso continuar con esa responsabilidad, con nuevos hábitos y nuevas restricciones, a la espera de esa ansiada vacuna", ha apuntado el socialista, quien, de forma coincidente con los dos anteriores, ha recordado que los tres territorios han sacado más réditos cuando "van abrazados, de la mano" y por eso es partidario de que "cuando lleguen los vientos de recuperación es preciso estar preparados con las velas desplegadas".


Pero además de señalar las dificultades de la actual situación y exigir consenso, el presidente de Castilla-La Mancha también ha hecho un llamamiento para "propiciar y gestionar la esperanza".